Ofrecerá Netanyahu a palestinos "autogobierno" en lugar de un Estado

Jerusalén.- El primer ministro Biniamín Netanyahu no tiene intención de negociar con los palestinos sobre la base del proceso de Annapolis, en la que se gestó la visión de un Estado independiente, sino una nueva fórmula que contempla una mera autonomía.

El plan de paz de Netanyahu, que hasta ahora era de dominio exclusivo de sus más estrechos asesores y que hoy sale a la luz por primera vez en el diario Yediot Aharonot, establece un “autogobierno” como alternativa a propuestas anteriores respaldadas por la comunidad internacional.

Se aleja así de los entendimientos de la conferencia de Annapolis, en los que el anterior gobierno israelí, dirigido por Ehud Olmert y el presidente palestino Mahmoud Abbas, acordó negociar para concretar la visión de George Bush de “dos estados para dos pueblos”.

La nueva propuesta la presentará Netanyahu la próxima semana al presidente egipcio Hosni Mubarak en una reunión en Sharm El Sheij y después al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con quien se reunirá en Washingtona a mediados de mes.

Según el diario, la propuesta del primer ministro difiere considerablemente de las posturas de Washington, que mantienen el diseño de Annapolis como única fórmula para solucionar el conflicto.

En el entorno de Netanyahu están indignados con las presiones que llegan de Washington para que acepte la fórmula anterior, veladas de presiones sobre que si Israel quiere la ayuda de Obama para resolver el problema del programa nuclear iraní, el precio será la creación de n Estado palestino, según el diario.

Esta fórmula, denominada comúnmente en la prensa local como “Irán por Palestina”, es barajada en los últimos días aunque hay expertos que niegan cualquier relación entre ambos temas, y desde luego en el gobierno de Jerusalén no caló bien.

“Israel actuará según sus intereses y no nos asustarán (con presiones). El islam extremista que amenaza a los países de Medio Oriente y a otras regiones del mundo creció de forma separada al conflicto israelí-palestino”, aseguraron al diario destacadas fuentes políticas.

Los intereses de Israel, vistos por Netanyahu, hablan de que “la idea de dos estados para dos pueblos no se puede llevar a cabo en un futuro cercano”, por lo que mejor “dedicarse a preparar ahora la infraestructura para un acuerdo definitivo”.

Netanyahu dirá a Obama que Israel está dispuesto a reanudar negociaciones “de forma inmediata”, pero con el objetivo de llegar al “autogobierno”, porque en los últimos 16 años fracasó la fórmula de dos estados y porque si se trabaja sobre ella demandará, a su vez, el reconocimiento palestino de que Israel es un “Estado nacional judío”, a lo que Abbas se negó.

El líder del Likud también sostiene que esa fórmula no es aceptable porque para él habría “tres estados” al oeste del río Jordán: Israel, un Estado palestino en Cisjordania, y un Estado islámico o “Hamastán” en Gaza.

Todas estas posturas se diferencian notoriamente de las de Obama, que la víspera comenzó a mover las ruedas de la diplomacia antes de definir su política para la región.

El engranaje diplomático comenzó a moverse con una entrevista en Washington entre Obama y el presidente israelí Shimón Peres, quien aseguró que Netanyahu es “partner” para la paz.

A Peres seguirán Netanyahu y Abbas por separado, y después se espera que Obama deje claro a todos sus expectativas del proceso.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login