Piden legisladores y empresarios de EU fin de embargo a Cuba

Empresarios y legisladores estadounidenses pidieron el fin del embargo a Cuba, tras considerar como “fracasadas” las políticas impuestas por Estados Unidos contra la isla por casi cinco décadas.

“Por el beneficio de ambos países, es tiempo de pasar la página. El embargo ha fracasado y es tiempo de un cambio”, dijo en una rueda de prensa Thomas Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, que representa a unos tres millones de negocios.

El dirigente empresarial elogió los esfuerzos en el Congreso para aliviar las restricciones al comercio y los viajes a Cuba, como parte de un esfuerzo para terminar con el embargo y promover oportunidades económicas para ambos países.

“La prosperidad y la libre empresa van de la mano. El levantamiento del embargo eliminará la excusa de Cuba del fracaso económico, promoverá una transición a la democracia y ofrecerá oportunidades significativas a los agricultores, empresarios y trabajadores” estadounidenses, señaló.

A pesar de las regulaciones actuales, las exportaciones de productos agrícolas a Cuba aumentaron en 2004 de menos de un millón de dólares a 392 millones -el 42 por ciento del mercado cubano- y en 2008 se incrementaron hasta los 718 millones de dólares, destacó Donohue.

El presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Charles Rangel, elogió el apoyo bipartidista en el Congreso, así como el respaldo empresarial a las iniciativas para mejorar las relaciones entre Washington y La Habana.

Asimismo, consideró que las recientes medidas tomadas por el presidente Barack Obama para flexibilizar las restricciones de viaje y remesas a los estadounidenses de origen cubano, se deben extender al resto de los ciudadanos de Estados Unidos.

“El derecho de viajar libremente es un derecho fundamentalmente estadounidense y, por medio siglo hasta la fecha, a nuestros ciudadanos se le ha negado”, indicó el legislador.

Agregó que el embargo ha sido utilizado por el gobierno cubano como un “chivo expiatorio” de sus errores, mientras que disidentes políticos y religiosos de ese país lo rechazan porque dificulta más su lucha por la democracia.

“El fin del embargo y la normalización de relaciones con Cuba mejorará nuestra posición en el escenario mundial, particularmente en esta parte del hemisferio”, enfatizó Rangel.

Las iniciativas legislativas para lograr un cambio de las políticas de Estados Unidos hacia Cuba cuentan con un apoyo bipartidista, incluyendo al republicano Jeff Flake y al demócrata William Delahunt, quienes también participaron en la rueda de prensa.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login