El Met celebra en Nueva York a las modelos como “musas” de la modernidad

NUEVA YORK (AFP) – Desde la famosa foto de Richard Avedon “Dovima y los elefantes” hasta los desnudos actuales de Gisele Bundschen o Kate Moss, pasando por la Twiggy de los 60, las modelos son “musas” de la modernidad.

El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York inauguró esta semana una exposición abierta hasta el 9 de agosto con una retrospectiva sobre medio siglo –de 1947 a 1997– de las modelos que inspiraron a diseñadores, fotógrafos y artistas de un mundo dominado por la estética y la apariencia.

En los años 20 aparecieron las primeras modelos famosas, reemplazadas en la década siguiente por actrices de Hollywood o mujeres de la alta sociedad, elegantes, ricas y ociosas, recuerda el Instituto de la Vestimenta que organiza la exposición patrocinada por el diseñador Marc Jacobs y la modelo Kate Moss.

Fue recién después de la II Guerra Mundial, con el “New Look” lanzado por el diseñador francés Christian Dior, que las modelos comenzaron a tomar una importancia creciente.

Durante las cinco décadas siguientes, esas mujeres longilíneas representaron sucesivamente a la mujer fatal de los años cincuenta, la exuberancia de los 60, el culto del atletismo y de la belleza negra en los 70, hasta convertirse en multimillonarias con contratos de exclusividad para perfumes o relojes de lujo.

Todas esas tendencias, seguidas por millones de mujeres a través de las revistas de moda, fueron encarnadas por rostros y cuerpos inmortalizados por fotógrafos especializados como Irving Penn, David Bailey, Helmut Newton, Peter Lindbergh, Oliviero Toscani o Patrick Demarchelier.

Para “Dovima y los elefantes”, Richard Avedon hizo posar en 1955 en el Circo de Invierno de París a Dorothy Virginia Margaret Juba, con un vestido negro y blanco de Yves Saint-Laurent, en esa época asistente de Christian Dior.

Poco a poco, las modelos se convirtieron en musas de tal o cual creador, otras se casaron con los fotógrafos, y muchas terminaron siendo heroínas para millones de adolescentes.

Las modelos eran descubiertas muy jóvenes en un ómnibus a los 14 años, como Carmen dell’Orefice en 1945, o en Nairobi en 1975 como la somalí Iman, y rivalizaron con actrices y cantantes en las revistas sobre famosos.

La exposición recuerda la llegada triunfal a Nueva York en 1967 de la menuda Twiggy, ya aclamada en la Inglaterra de los Beatles y de Mary Quant, a quien fue necesario evacuar en helicóptero de las calles de Manhattan.

Twiggy fue la primera modelo “estrella”, seguida por muchas otras, de Claudia Schiffer a Christy Turlingon, de Cindy Crawford a Naomi Campbell, de Kate Moss a Stephanie Seymour.

El fenómeno terminó saturando, comenta el Instituto de la Vestimenta, que concluye la retrospectiva evocando “el flujo al parecer inagotable de modelos llegadas de los países del Este, todas parecidas unas a otras”.

Un flujo que solo unas pocas convirtieron en cuento de hadas, como Natalia Vodianova, nacida en Rusia en 1982, verdulera a los 11 años, modelo estrella a los 17 y finalmente esposa de un rico aristócrata inglés, con quien ya tuvo tres hijos.

You must be logged in to post a comment Login