Pide el Papa defender libertad religiosa en Oriente Medio

Jerusalén.- El Papa Benedicto XVI llegó el viernes a Amán, Jordania, en la primera etapa de un histórico peregrinaje a Tierra Santa, donde expresó el carácter religioso de su visita, su voluntad de diálogo con todas las religiones y de paz para Oriente Medio.

En su primer discurso en Jordania, minutos después de aterrizar, el Papa pidió “justicia” para todos en la región y reiteró “su profundo respeto por los musulmanes” en un gesto destinado a disipar algunas críticas por declaraciones que hizo hace tres años.

El pontífice, que también visitará Israel y los territorios palestinos, pidió defender “la libertad religiosa” y los “derechos de todos los hombres, así como una paz duradera para todos las personas en Oriente Medio”.

El avión del Papa, un Airbus de la compañía italiana Alitalia, aterrizó alrededor de las 14:30 horas locales (11:30 GMT), y fue recibido por el rey Abadalá II y la reina Rania entre muchos y destacados dignatarios jordanos.

Abdalá II recibió a Benedicto XVI con los máximos honores entre otras razones por ser Jordania el primer país árabe que el Papa visita desde que asumió el Trono de Pedro en 2005 a la muerte de Juan Pablo II.

El monarca expresó su esperanza de que “con esta visita se potencien las relaciones entre las dos religiones, el cristianismo y el islam” y la necesidad de proteger Jerusalén, la ciudad santa, como una ciudad propiedad de todos los credos.

Recordó la necesidad de paz para la región y para Tierra Santa, “el derecho de los palestinos a la libertad” y “el de los israelíes a la seguridad”.

Un mundo en paz, dijo Abdalá, en el que “los palestinos vean terminar la ocupación y disfruten de una libertad con dignidad”.

En Jordania reside una pequeña comunidad cristiana católica formada por 110 mil personas, entre una mayoría musulmana de unos seis millones de personas.

En ese país hay cuatro obispos y 103 párrocos y sólo siete seminaristas, según datos de representantes Vaticanos.

La comunidad cristiana cuenta con casi 100 guarderías y 26 escuelas de nivel primario y secundario, por lo que será el Papa quien dé su bendición y coloque la piedra fundamental de la que será la primera universidad católica en el país, que tendrá su sede en Amán.

En Jordania, el Papa oficiará una misa en Amán el domingo, visitará el lugar bautismal del río Jordán que se denomina Betania de Transjordania, el Monte Nebó desde el cual Moisés avistó la Tierra Prometida antes de morir, y la ciudad antigua de Madaba, la ciudad de los mosaicos.

Benedicto XVI destacó que viene con un mensaje de paz y unidad entre todas las confesiones y pueblos, en señal de hermandad, y por ello también mantendrá en Amán un encuentro con líderes religiosos del islam y visitará la mezquita Husein Ibn Talal.

Pero también es cierto que su visita ha despertado la expectativa de círculos extremistas islámicos.

Entre ellos la Hermandad Musulmana, el principal partido de oposición, que recuerda a Benedicto XVI su polémica valoración de hace tres años sobre que el islam es una religión violenta, lo que generó protestas en el mundo musulmán.

Jamil Abu Baker, portavoz de la Hermandad Musulmana, manifestó que “espera conocer qué es lo que dice” el Papa en esta visita y lo instó a “pedir perdón” por la polémica cita sobre que el islam es una religión guiada “por la espada”.

Benedicto XVI es percibido por los musulmanes como un “duro”, en comparación con su predecesor Juan Pablo II, que también realizó el mismo peregirnaje hace nueve años.

En su décima segunda visita apostólica, el Papa Benedicto XVI permanecerá en Jordania cuatro días y después viajará a Israel y a los territorios palestinos hasta el día 15, cuando regrese al Vaticano.

Un sinfín de lugares santos para el cristianismo, el judaísmo y el islamismo esperan a Benedicto XVI en su peregrinaje por una tierra que ya conocía en su época anterior a máximo jerarca de la Iglesia.

Pero que ahora quiere visitar como Santo Padre para relanzar el mensaje de unidad y pa

You must be logged in to post a comment Login