DC United consiguió –nuevamente–, un angustioso empate ante un crecido Toronto

En un marco de calurosa pero agradable noche en el RFK washingtoniano, las Aguilas Rojinegras del DC United se dejaron arrebatar puntos tras empatar a tres tantos angustiosamente – y de nuevo sobre el suspiro final-, con el crecido Toronto de Canadá que viene invicto desde que estrenó nuevo entrenador el inglés Chris Cummins.

Vibrante noche para ambas escuadras que inundaron las graderias del RFK capitalino con coloridas y sonoras barras. Sorprendió gratamente la bulliciosa roja barra de los canadienses que se hicieron presente el el coloso de Anacostia.

Bien por esa fiel fanaticada que tuvieron lo suyo, se jugaron un partido aparte y disfrutaron de seis golazos en un vibrante partido.

En cuanto al DC United sacó un angustioso –nuevamente–, empate en el minuto 92 facturado de penal por su capitán Jaime Moreno.

Es el quinto empate que DC concede y si bien es cierto lo importante es sumar puntos y les permite además a las Aguilas Rojas capitalinas mantenerse en el tope de la tabla de la Conferencia Este con 14 puntos, justamente un punto arriba del Toronto que le pisa los talones con 13 unidades.

Empate saludable desde ese punto de vista ya que la conferencia  está muy competitiva y tiene equipos de fuste: El campeón Columbus Crew, igualmente los Rojos del Fire que mantienen su calidad de invictos o al fortalecido Red Bulls de NY que viene de encajarle 4 goles al San José.

Bien por el United pero por lo observado, en lo que va del torneo, el equipo en sí no termina de cuajar y a estas alturas ya el equipo debería tener un esquema titular definido. Allí –creemos– radica su debilidad y su bajón en los momentos cruciales de los partidos.

Las Aguilas rojinegras han sacado empates o victorias en las postrimerias de los partidos pero aguantando cargamontones de las ofensivas rivales. En el fondo han tenido mucha suerte dada la incapacidad de sus rivales para no encajarles goles.

Este es sin duda el problema de DC United washingtoniano. Es saludable la idea de su DT Tom Soehn de ir probando diferentes alineaciones para ir fogueando a su nuevos elementos.

Muy de acuerdo con ello, pero debemos acordarnos que esa cantidad de experimentos y la falta de definición para alinear un equipo titular constante le costó al DC United tener una campaña desatroza en el 2008 y porqué no decirlo en el 2007.

El tiempo cuenta e ir amagalmando la escuadra titular es prioritario. De allí se deduce el bajón que tiene DC United cuando Schoem mueve sus piezas. Se denota el resquebrajamiento en la columna vertebral cuando entran sus jóvenes elementos o alinea  jugadores que nos estánn mostrando el mejor de sus niveles.

El no definir  su escuadra titular e un torneo que ya está acentuado perjudica a la escuadra en manejar los partidos con dominio cauto pero total y no dejar que lo encimen desperdiciando goles, y lo peor, crear sosobras de naufragio no siendo necesario.

Frente a Toronto es la mejor muestra de ello. Adelantaron el marcador, se dejaron empatar, luego se fueron arriba nuevamente.

Hacia el final se dejaron aminatar para con marcador en contra lograr un angustioso empate que deja mal sabor en las gargantas de la hinchada capitalina.

Insistimos, un empate es bueno y por supuesto una victoria es mucho mejor –como sucedió hace unas semanas en New York–, pero no se puede estar en las angustias de dejarse empatar con goles fáciles mostrando una falta de solvencia y vunerabilidad pasmosas y ni mucho menos lograr empates anguistiosa sobre en final de los partidos.

La alternacia es buena en su momento pero dañina si no se aplica en el momento justo. 

Por el lado de Toronto vimos a un equipo compacto y con planteamientos concretos que le van a dar dolor de cabeza al rival más pintado quese encuentren en el camino. Al DC United lo tuvieron apretados pero un gol agónico de penal sobre los 92’ les ahogó la victoria que la tenían en la

You must be logged in to post a comment Login