Considera líder parlamentario cubano a Obama "un hombre diferente"

Por Alberto Rabilotta.

Ottawa.- Barack Obama “es un hombre diferente y no comprometido con las peores cosas de la sociedad norteamericana”, afirmó Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba.

Puntualizó que Obama en sus primeros 100 días de gobierno, cumplidos el pasado 29 de abril, en relación a Cuba “ha cumplido lo que él prometió”, que es regresar “a la situación que había en la época del presidente (James) Carter”.

Precisó que “seguimos estando en el nivel de la retórica, pero evidentemente voló en pedazos toda la barbaridad que hizo Bush (restringiendo) los viajes de los familiares (en Estados Unidos de cubanos) a cada tres años”.

En lo general, afirmó en la entrevista con Notimex, “lo que ha habido en estos últimos 100 días es muy importante, es mucho para el pueblo norteamericano respecto a lo que había antes”.

De retorno al tema de las relaciones Estados Unidos-Cuba, el líder parlamentario señaló que el mandatario estadounidense puede hacer algunas cosas “con un plumazo”, pero acotó que no le pidamos que haga hoy lo que él no puede hacer.

“Ahora (.) habría que preparar una agenda” y apuntó que entre los asuntos que podría resolver Obama figura la entrega a los tribunales de Luis Posada Carriles, acusados de delitos de terrorismo, o su extradición a Venezuela.

“Lo único que falta es una firma de él (y) liberar a los cinco´ es un problema de él. No se necesita una ley”, añadió.

Alarcón emplea la denominación popular en Cuba a cuatro connacionales convictos en Estados Unidos de conspiración para cometer espionaje y uno más de conspiración para cometer asesinato, y que La Habana considera luchadores antiterroristas.

Recordó que este 22 de mayo vence el plazo para que el gobierno de Obama responda a la petición que presentó la defensa de los “cinco” para que la Corte Suprema analice el caso.

“El puede decir ‘no nos oponemos’, o pueden decir ‘no, no hace falta revisarlo porque retiramos los cargos’. Se acabó”, dijo Alarcón.

Subrayó que es eso “lo que (Obama) acaba de hacer” con Steven J. Rosen y Keith Weissman, ex miembros del America Israeli Public Action Committee, (AIPAC), acusados en 2005 de espionaje por acopiar informes secretos del Pentágono y entregarlos a Israel.

En términos del proceso legal –agregó- es igualito al de los “cinco”. Estaban en apelación y hubo una decisión esta semana del Departamento de Justicia de retirar la acusación, y se acabó el juicio.

Sobre la normalización de los vínculos Washington-La Habana, indicó que “a partir de las cosas que han hecho hasta ahora y las propias declaraciones (del) presidente y la secretaria de Estado no hay ninguna razón para esperar que se vayan a producir grandes cambios”.

Ni siquiera puede aligerar aspectos de la Ley Helms-Burton, como su aplicación extraterritorial, recordando que el presidente (William) Clinton “se comprometió con la Unión Europea en 1996 (.) a iniciar las gestiones para que el Congreso elimine (esos aspectos) y jamás hicieron algo”.

Hubo una modificación en 2000, recordó, para autorizar a las empresas estadounidenses a exportar alimentos a Cuba con determinados límites, y en barcos de esa nación, ya que los demás países no se benefician de esa medida.

Pero, concluyó, Obama sí puede hacer cosas, como extraditar a Posada Carriles y liberar a los “cinco”, y otras dependerán de la presión que reciba de quienes votaron por él porque lo vieron como el hombre del cambio. Tiene que haber una presión no necesariamente hostil. Yo creo que Puerto España (sede de la V Cumbre de las Américas) en que varias naciones latinoamericanas se pronunciaron en contra del embargo a Cuba) fue un ejemplo, señaló.

“La forma en que los países de toda América Latina y el Caribe, que saludaron su elección, que lo saludaron y fueron amables con él, con mucho respeto, pero todos le dijeron, señor, usted está equivocado con eso y tiene que eliminar el bloqueo a Cuba”, concluyó.

You must be logged in to post a comment Login