Por obtener "documento secreto" detuvieron a periodista de EU en Irán

Moscú.- Saleh Nikbakht, abogado de la periodista iraní estadunidense Roxana Saberi, reveló hoy que su cliente fue acusada de espionaje por obtener y copiar un “documento secreto” de Irán sobre la intervención de Estados Unidos en el vecino Irak.

A sólo dos días de que el Tribunal de Apelaciones de Irán decidió poner en libertad a Saberi, el defensor reveló detalles del caso y las razones que llevaron a su liberación, según un reporte de la agencia informativa iraní independiente Fars.

Nikbakht afirmó que la periodista fue acusada de espionaje por apoderarse y copiar un documento en inglés del gobierno iraní, que aunque no era de suma importancia era un texto considerado “confidencial”.

“Se trataba en efecto de un documento secreto, pero el contenido no era importante. Mi cliente lo retuvo pero no lo difundió”, destacó, tras destacar que precisamente por ello la corte de apelaciones redujo al condena de ocho prisión a dos años en suspensión.

De acuerdo con el abogado, el documento era un reporte que elaboró el Centro para la Investigación Estratégica de Irán a principios de 2003 sobre, en ese entonces, un posible ataque de Estados Unidos contra Irak.

La reportera estadunidense de 32 años de edad habría obtenido el documento durante un trabajo de investigación periodística, aunque su defensor no dio detalles de cuándo o cómo obtuvo el documento clasificado.

Además de los cargos de espionaje, Seberi fue condenada el pasado 18 de abril a ocho años de prisión por cooperar con un país hostil, Estados Unidos, aunque este argumento fue anulado, después de que comprobó que no hizo mal uso de la información del reporte.

“Al no tener malas intenciones y no usarlo, fue condenada a dos años de prisión suspendida”, destacó el abogado respecto al falló emitido el lunes pasado de la Corte de Apelación, ante la que habría aceptado que se había equivocado al copiar el documento.

Abdolsamad Jorramshahi, el otro abogado de Saberi, reveló la víspera que en la apelación celebrada el domingo Saberi aceptó que se había equivocado y que había tenido acceso a documentos que no debía tener, aunque aseguro que la información nunca la supo nadie.

Saberi, quien trabajaba desde 2003 periodista independiente para la cadena británica BBC y otros medios estadunidense, tiene prohibido ejercer su profesión en Irán por cinco años, con lo que es muy probable que abandone la próxima semana el país, concluyó Nikbakht.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login