Alboroto en el Comité Baucus

Por Amy Goodman

El presidente Barack Obama estuvo esta semana con los peces gordos de la industria de la salud, proclamando que hay luz al final del túnel de la asistencia médica.

Entre quienes participaron en la reunión, había ejecutivos de las gigantes Kaiser Foundation Health Plan y Health Net Inc., conocidas también como “Organizaciones para el Mantenimiento de la Salud (HMO), y el grupo de lobby de los seguros de salud America’s Health Insurance Plans (Planes de Seguro de Salud de Estados Unidos).

También había representantes de la Asociación de Hospitales de Estados Unidos y de la Asociación Médica Estadounidense, de las empresas de equipamiento médico, y de la industria farmacéutica, entre ellos el presidente y director ejecutivo de Merck y ex legislador Billy Tauzin, también presidente y director ejecutivo de PhRMA, el grupo de lobby de esta gran industria.

En la reunión prometieron recortar en forma voluntaria 2 billones de dólares de costos de asistencia de salud en 10 años. Pero estos grupos, que han invertido mucho para que se mantenga el status quo en el sistema de asistencia médica de Estados Unidos, tienen pocos incentivos para cumplir sus promesas.

Esto está comenzando a parecer una repetición del intento fallido de reforma del sistema de salud encabezado en 1993 por la entonces Primera Dama Hillary Rodham Clinton. En aquel momento, los intereses empresariales asumieron una postura conservadora y realizaron una campaña de relaciones públicas, que incluía una serie de publicidades que mostraban a una pareja ficticia de clase media, Harry y Louise, que se asustaba ante la burocracia de un sistema de salud administrado por el gobierno.

Hoy, los defensores del sistema de salud de pagador único, a menudo llamado sistema de salud de “estilo canadiense”, aún están fuera del debate. El sistema de asistencia de salud de pagador único no es “medicina socializada”.

Según la organización Médicos por un Programa Nacional de Salud, el sistema de pagador único implica “que el gobierno paga por la asistencia brindada en el sector privado (en gran parte integrado por organizaciones sin fines de lucro)”.

La doctora Margaret Flower copreside el capítulo de Médicos por un Programa Nacional de Salud en Maryland. Me dijo: “Si miramos las encuestas médicas, tenemos una encuesta de hace dos años, en la que se utilizó una base de datos de la Asociación Médica Estadounidense (AMA).

La AMA tiende a ser un grupo de médicos bastante conservador y representa a menos del 30 por ciento de los médicos a nivel nacional. Y de ese grupo, el 59 por ciento estaba a favor de un programa nacional de salud.

Y si miran las especialidades de atención primaria como pediatría, la cifra llega a superar el 70 u 80%. Entonces hay un claro apoyo del público y de los médicos al sistema de salud de pagador único”.

Una encuesta realizada en febrero por CBS News descubrió que el 59 por ciento de los estadounidenses dicen que el gobierno debería brindar un seguro de salud nacional.

Sin embargo, las audiencias del Comité de Finanzas del Senado, presidido por el Senador demócrata de Montana, Max Baucus, no dan cuenta de esto.

La semana pasada, en una audiencia del comité con la presencia de 15 oradores de la industria, nadie representaba la perspectiva de la asistencia de salud de pagador único.

Por lo que un grupo de defensores de este sistema, entre ellos médicos y abogados, colmaron la sala de audiencias y, uno a uno, interrumpieron a los oradores.

El manifestante Adam Schneider gritó: “Tengo amigos que murieron, que no tenían atención médica, cuya cobertura médica no resistía sus situaciones personales de emergencia.

Recién cuando la gente que vive en el parque y la que vive en Park Avenue tenga la misma atención de salud, todos tendremos un alto nivel de cuidados médicos. ¡Sistema de pagador único ya!”

El senador Baucus pidió orden en la sala, dijo “Necesitamos más policías”, y lanzó una carcajada. El movimiento en defensa del

You must be logged in to post a comment Login