El Papa en Israel

El pasado 11 de Mayo llegó el Papa a Israel en una visita oficial. Este viaje, desde siempre delicado, ha sido seguido por todo el mundo con gran expectación. La revista Spiegel Online describe el peliagudo trayecto por tierra Santa, pasando por el muro de las lamentaciones y los lugares representativos del holocausto judío, como Jat va schem, lo que en el pasado ha llevado siempre a que tanto judíos como musulmanes levantaran su voz contra él. El periódico alemán DIE ZEIT del 07.05.2009 comenta lo siguiente en un artículo titulado: «Visita papal: El silletazo de San Pedro´ difícil misión en tierra santa: La visita de Benedicto XVI en Israel pone en juego el futuro de su pontificado»

Ulrich W. Sahm de haGalil escribe sobre reprobaciones diplomáticas entre Israel y el Vaticano. En ellas se trataban cuestiones como quién, cuándo o dónde se iba a dar un discurso y en qué zona. El alcalde de Jerusalén Nir Barkat, había invitado por ejemplo a la delegación papal a una “tarde mágica en Jerusalén”. Como el lugar de congregación estaba previsto en la región oriental de la ciudad, que conquistó Israel en 1967, y puesto que el Vaticano no reconoce la soberanía israelita sobre la Jerusalén oriental, este exigió al alcalde que se abstuviera de dar un discurso de recepción. Esto dio motivo a que el Vaticano recibiera la siguiente respuesta: El alcalde dará un discurso. El que quiera venir a la ceremonia de recepción, que venga. La celebración se realizará de cualquier modo.

Los periódicos israelitas informaban con comentarios de enemistad y malhumorados sobre la visita papal a partir del lunes. “Im-POPular” titulaba Jedijot Achronot en una doble página su artículo sobre la visita del alemán “bendecido” Benedicto, que fue antaño un soldado de la milicia y del ejército de Hitler. Un famoso superviviente del holocausto, Noah Kliger, recuerda un discurso de Joseph Ratzinger en la ciudad de Auschwitz en enero del 2006. El señor Kliger concluye su comentario con cierto desasosiego, anotando: “Como sabemos, los caminos de Dios para las personas, tanto judíos como cristianos, nos son desconocidos. Esto parece ser válido también para los caminos del representante de Dios en la tierra.”

Ante tan mal ambiente en el país, Israel ha puesto en movimiento una acción de protección gigantesca de “la túnica blanca”. 80.000 policías y agentes han participado de ella, convirtiéndose así en la operación de seguridad más grande que ha existido en la historia de Israel. Sin embargo cuando Jesús de Nazaret entró en Israel hace aprox. 2000 años, lo hizo montado sobre el lomo de una burra, posiblemente junto a 12 acompañantes desarmados. ¿Qué es lo que tanto teme Benedicto XVI? ¿Tiene acaso mala conciencia?, pues si no es así podría viajar de una manera más sencilla a Jerusalén, dando un buen ejemplo. Quizás sean sus conflictivas declaraciones contra el uso del condón, que tienen siempre consecuencias desagradables para él. En Holanda por ejemplo, un tribunal popular de la Televisión Reality le ha declarado culpable, responsable de la muerte de millones de enfermos de Sida.

El Papa permite ser protegido por 80.000 policías. Pero, ¿por qué no confía en Dios, si él es Su representante en la tierra? Cuando Jesús de Nazaret pasó por la tierra, dijo claramente: “Mi reino no es de este mundo”. Y justamente en la Biblia del Papa está escrito: “Mi reino no es de este mundo; si de este mundo fuera mi reino, mis ministros habrían luchado, para que no fuese entregado a los judíos, pero mi reino no es de aquí.” (Juan 18,36) Si el Papa necesita a 80.000 policías que le protejan, da más bien la impresión que su reino sí que es de este mundo…

Radio Santec
Alfred Schulte
www.radio-santec.com

You must be logged in to post a comment Login