Celebrará Netanyahu su primera reunión con Obama este lunes

Por José Parra.

Jerusalén, 17 May (Notimex).- En su primer y decisivo examen desde que formó su gobierno, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu viajó a Washington para reunirse este lunes con el presidente estadunidense Barack Obama.

Será su primera reunión. La más esperada. Dada las posiciones de ambos líderes y los mensajes enviados en el último mes, no se descarta que sus diferencias salgan a la luz.

“No entiendo a todos los que dicen que Netanyahu y Obama se pelearán. Hay varios temas a tratar y no siempre hay que estar de acuerdo en todo pero por encima de todo están las sólidas relaciones entre Israel y Estados Unidos”, dijo a Notimex un miembro de la comitiva israelí antes de subir al avión en el aerpuerto de Tel Aviv.

Desde que presentó su gobierno el pasado 1 de abril, Netanyahu ha recibido innumerables mensajes de la nueva administración estadunidense en los que le dejan claro que “las reglas han cambiado”. Aunque Israel continuará siendo un estrecho aliado de Estados Unidos, Obama insta a Netanyahu a cumplir su parte en el proceso de paz, incluyendo el compromiso a frenar la construcción en las colonias en Cisjordania.

Obama desea reactivar con fuerza el proceso de paz en Medio Oriente, en especial entre israelíes y palestinos, basándose en la fórmula de dos Estados para dos pueblos y en la iniciativa de paz de la Liga Arabe. Esos dos planes Netanyahu se niega a apoyarlos en público, provocando un sinfín de temores ante un duro enfrentamiento con Obama.

En efecto, ambos líderes mantienen profundas diferencias sobre cómo relanzar las negociaciones con los palestinos y cómo afrontar (y evitar) que Irán tenga armas nucleares. Obama exige que el nuevo gobierno israelí siga comprometido como el anterior a la fórmula de dos Estados, como única solución del conflicto israelí-palestino. “Menos de esto, Obama no aceptará. La nueva administración tiene “paciencia cero” ante los que le pueden plantear dificultades”, declaró a la prensa israelí un asesor del presidente estadunidense.

Pero Netanyahu no tiene previsto anunciar públicamente este lunes su apoyo a la creación de un Estado palestino sin poner dos condiciones: que sea un Estado desmilitarizado y sin posibilidad de aliarse con países como Irán y que los palestinos reconozcan a Israel como “hogar del pueblo judío”.

Netanyahu -al igual que su ministro del Exterior, el ultranacionalista Avigdor Lieberman- ha reiterado que “16 años de dialogo desde los Acuerdos de Oslo no han traído un Estado palestino ni paz ni seguridad. Solo guerras y muertos. Es hora de cambiar el disco duro del proceso, enfatizando en el progreso económico”.

Antes de reunirse con Obama, Netanyahu debería tener en cuenta dos encuestas publicadas este fin de semana: El 52 por ciento de los israelíes está insatisfecho con su labor tras menos de 50 días en el cargo. Y otro dato más relevante ante la cita de la Casa Blanca: el 57 por ciento de los entrevistados cree que Netanyahu debe decirle a Obama que apoya la solución de dos Estados.

El jefe negociador palestino, Sabe Erekat, alertó que “es el gran examen de Obama que debe hacer una sola pregunta a Netanyahu: Si acepta o no la solución de dos Estados. Y luego actuar en consecuencia”. Los palestinos creen que Netanyahu “está perdiendo el tiempo y jugando con nosotros y con Obama”.

Respecto a Irán y sus aspiraciones nucleares, Netanyahu apoya la voluntad de Obama de dialogar con Teherán pero marcando un límite de tiempo y sin descartar como amenaza una intervención militar.

Estados Unidos descarta poner un cronómetro a las negociaciones, vetando de forma rotunda a Israel un ataque preventivo contra las instalaciones nucleares iraníes. La base de la coalición de Netanyahu -formada por la derecha más nacionalista- empieza a movilizarse. Por si acaso. De momento como aviso a su líder “para que no ceda” ante Obama.

No olvidan que el último jefe de gobierno israelí que ha firmado un acuerdo con los palestin

You must be logged in to post a comment Login