Informe sobre la situación de las mujeres en Haití

Washington, D.C., 18 de mayo de 2009 – La Comisión
Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presenta hoy su informe “El derecho de las
mujeres a una vida libre de violencia y discriminación en Haití
”.

Las características políticas, económicas y
sociales de Haití afectan negativamente a la mayoría de sus habitantes, pero
las mujeres haitianas enfrentan obstáculos adicionales que les impiden el pleno
ejercicio de sus derechos básicos, debido a las creencias sociales
predominantes de que las mujeres son inferiores a los hombres y a un patrón
histórico de discriminación contra ellas por su sexo. La discriminación contra
las mujeres es una característica estructural de la sociedad y la cultura
haitianas, que ha prevalecido a lo largo de la historia del país, tanto en
períodos de paz como de inestabilidad.

Las mujeres haitianas todavía sufren la carga de
las desigualdades en la protección de sus derechos civiles, políticos,
económicos y sociales, incluida una mayor exposición a la violación de sus
derechos humanos y a actos de discriminación, la ausencia de sus necesidades
específicas en la agenda pública, pocas oportunidades de contribuir y
participar en el desarrollo económico y social de sus sociedades, altos niveles
de pobreza y la prevalencia de actos brutales de violencia.

“La tasa de todas las formas de violencia contra
las mujeres ha incrementado notable y constantemente durante los últimos tres
años, empeorándose por el aumento de la pobreza en el país, la brecha
económica, la proliferación de las armas, la preponderancia de crímenes
violentos, la falta de medidas adecuadas para la prevención del crimen y la
ausencia de mecanismos efectivos de rendición de cuentas en el país”, indica el
estudio. Las mujeres víctimas de violencia son renuentes a acudir al sistema de
justicia debido a la falta de confianza de las víctimas y sus familiares en la
capacidad del sistema judicial para hacer justicia y los maltratos frecuentes a
los que son sometidas cuando intentan acceder a los recursos judiciales.

El informe señala que además de la conexión con los
actos de violencia, la discriminación ha resultado en que las mujeres tengan
una posición de desventaja en el sector económico, de educación, salud,
justicia, trabajo y de toma de decisiones. La CIDH considera que el problema de
la discriminación contra las mujeres debe ser abordado con una perspectiva multidisciplinaria
e intersectorial, que procure integrar normas sobre igualdad de género en todos
los sectores del gobierno.

En el contexto actual del país, la Comisión ve como
positivo la buena voluntad y el compromiso demostrados por el Ministerio de la
Mujer de Haití para elabor

You must be logged in to post a comment Login