Cannes con sabor agridulce para el mexicano Nicolás Pereda

CANNES, Francia (AFP) – El joven director mexicano concluía este miércoles con un sabor agridulce una semana de estancia en el Festival de Cannes, donde presentó “Pepetuum Mobile” en el programa del ACID, la selección paralela más alternativa del certamen.

Pereda se marcha contento porque su tercera película ha tenido público y prensa -el prestigioso Cahiers du Cinéma le ha dedicado una crítica muy elogiosa-, repercusión en México y también se le han acercado profesionales.

Al mismo tiempo, piensa que podía haber conseguido una exposición mejor, en este festival o en otro posterior, para su película que sin estar terminada ganó el premio de la cita profesional Cine en Construcción el pasado mes de marzo en Toulouse (Francia).

“El premio de Toulouse no alcanza ni mucho menos para terminar la película, es más un reconocimiento, hace que la gente se entere y pueda surgir alguna coproducción para acabarla”, explica Pereda a la AFP.

Dos meses después, ha tenido la oportunidad de presentar la película en Cannes como “proyecto en postproducción”, un proyección en vídeo de un corte definitivo pero sin ultimar bastantes detalles técnicos.

“Para cuando haga una nueva película, dentro de un año o año y medio, he aprendido ciertas cosas, entre otras tener un coproductor que tome las decisiones adecuadas, que yo no puedo tomar”, reflexiona.

“Porque una cosa es dirigir una película y otra estar una semana en Cannes para intentar venderla”, insiste.

Pereda prevé terminar la película a finales de julio y buscar un estreno en México con el equipo que organizaba el FICCO, el festival de México DF. El estreno podría incluir también sus dos primeras películas, “¿Dónde están sus historias?” y “Juntos”.

Busca coproductor francés y un productor en México para su próxima película, sobre caballeros andantes, al estilo de Lancelot, en el desierto. “Ni de época ni actual”, apunta.

En “Perpetuum Mobile”, Pereda cuenta la historia de Gabino, un joven de 24 años que realiza mudanzas con un camión destartalado en México DF y vive con su madre, una mujer que añora a su otro hijo, ausente.

El actor Gabino Rodríguez protagoniza las tres películas de Pereda, director de 27 años que vive a caballo entre México y Canadá, donde estudió cine cuando no le aceptaron en ninguna de las dos escuelas de México.

No tiene sentido de colectivo generacional, como el que reivindican en la práctica los Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón o Carlos Reygadas. No obstante, intercambia proyectos y reflexiones con colegas mexicanos como Rubén Imaz, Amat Escalante, Michel Lipkes. “Sí, hay mucha solidaridad” entre nosotros, concluye.

You must be logged in to post a comment Login