Solucionando el calentamiento global con nuestro poder de voto

Por Adrianna Quintero

La gran mayoría de científicos coinciden en que las temperaturas de la Tierra seguirán aumentando si no reducimos ahora mismo la contaminación causante del calentamiento global.

No podemos tardar mas. Para lograr los cambios significativos y frenar la crisis climática, tenemos que implementar medidas a nivel nacional y así poner el ejemplo como líder mundial.

El proyecto de ley Waxman-Markey, o Acta Estadounidense de Energía Limpia y Seguridad (ACES), es el primer proyecto de ley que está siendo considerando por el Congreso que tiene el potencial de lograrlo mientras fortalecemos nuestra economía.

La ley propone:
· Transición hacia la energía renovable. El proyecto de ley contempla la transición de las compañías de luz para que obtengan un porcentaje de su electricidad de fuentes renovables y apoya el desarrollo de una red inteligente de distribución eléctrica que nos ayude a aprovecharla al máximo.

· Eficiencia energética. La ley exige que las compañías de gas y luz implementen medidas de eficiencia energética para reducir el consumo de energía de sus clientes; incluyendo nuevas normas de construcción, iluminación, mejores electrodomésticos y más.

· Límites e intercambio: La propuesta también fija objetivos firmes de reducción de la contaminación un 83% para el 2050, una norma necesaria para impulsar inversiones en energía limpia.

· Transporte limpio: La propuesta provee financiamiento y crédito a ciudades, estados y empresas para proyectos de demostración de vehículos eléctricos a gran escala, una infraestructura de carga rápida y estaciones de intercambio de baterías. Además, fondos adicionales para reequipar plantas existentes para fabricar vehículos eléctricos.

Como la ley es sumamente amplia y estas medidas requerirán que millones trabajen en la construcción, entrega e instalación de sistemas y tecnologías de energía limpia y eficiencia energética, ayudará a impulsar la creación de empleos verdes. Millones de estadounidenses ya cuentan con las habilidades necesarias para llenar estos puestos y muchos de estos trabajos podrían estar listos casi inmediatamente.

Trabajos como:
Carpinteros para hacer edificios y casas que desperdicien menos energía y usen materiales más verdes. Hay aproximadamente 970,000 carpinteros en Estados Unidos que ganan en promedio más de $18 por hora.

Electricistas para expandir las soluciones de transporte público. Hay aproximadamente 625,000 electricistas en Estados Unidos que ganan un promedio de $21 por hora.

Gerentes de operaciones para fabricar automóviles eficientes. Hay aproximadamente 1.7 millones de gerentes de operaciones en Estados Unidos que ganan en promedio casi $43 por hora.

Maquinistas para manufacturar componentes esenciales para la generación de energía eólica o solar. Hay aproximadamente 400,000 maquinistas en Estados Unidos que ganan un promedio de $17 por hora.

Soldadores vitales para la fabricación de equipo para generación de energía solar. Hay casi 390,000 soldadores en Estados Unidos quienes ganan un promedio de $15 por hora.

Ya que algunos empleos verdes necesitarán capacitación, la ley provee este entrenamiento bajo el subtítulo de empleos verdes y la nueva economía energética.

El Congreso de los Estados Unidos tiene en sus manos la capacidad de llevarnos hacia un futuro verde con mejor transporte público, hogares más eficientes, y mejores empleos. Esto beneficiará nuestra economía y la salud del planeta.

Hagámosles saber a nuestros representantes que necesitamos su liderazgo para reducir la contaminación por carbono que causa el calentamiento global y amenaza a nuestras comunidades, nuestra economía y nuestra salud.

Adrianna Quintero, abogada y directora de La Onda Verde de NRDC
www.laondaverde.org

You must be logged in to post a comment Login