La educación y el desarrollo humano son el futuro de El Salvador

Por Carlos R. Ramirez*

Cuando mi familia tomó la decisión de migrar rumbo a Nueva York, recién me graduaba del INFRAMEN (Instituto Nacional Francisco Menéndez) con un bachillerato en Ciencias Naturales.

Nunca me imaginé que mi primer curso de biología en el Lehman College de la Universidad de la Ciudad de Nueva York sería muy similar al que tomé en el hogar de los Alacranes.

Hasta cierto punto me sentí muy satisfecho por haber recibido una educación de alto calibre en San Salvador. Con la guerra, le inversión en la educación pasó a un nivel casi bajo, casi negligente, para poder comprar armas y mantener un ejército que luchaba por la “democracia” y por los intereses del Norte.

El presidente de EE.UU. Ronald Reagan mandó más dólares que a cualquier país latinoamericano y ni un centavo para preparar las futuras generaciones. La educación sigue siendo un reto para los gobiernos y no hay señal de tomarla en serio para que los salvadoreños puedan competir con otros países.

Si bien es cierto que el INFRAMEN ha cambiado radicalmente, esto no significa que no se puede rescatar. Por lo tanto los encargados de velar por nuestra educación y centros educativos deben hacer todo el esfuerzo por hacerlo.

En conversación con una doctora que trabajó en la Universidad de El Salvador (UES), fue claro que hasta la educación superior necesita una reforma integral. Particularmente, se mencionó como se preparan los maestros y como el sistema permite que alguien con especialidad en Sociología o Arte imparta clases de Física o Matemática. Obviamente este sistema está ligado a el valor que se le da a la educación en El Salvador.

“No me dejaron hacer nada en la UES”, dijo varias veces la doctora. La oportunidad de hacer algo es HOY y no mañana pensé. Muchos estudiantes sienten apatía por la educación superior, ya que al graduarse las oportunidades son contaditas y no hay incentivos para invertir en lo que en otros países abre puertas.

Camino a Nueva York, nunca pensé que terminaría como profesor de biología en una Universidad grande y contribuir a la innovación de la pedagogía científica aquí en el Norte. Si bien es cierto que la educación en un país pobre como El Salvador no se puede comparar con una como EEUU, pero la enseñanza puede hacerse aun con fondos limitados.

Con la economía por los suelos aquí en los EE.UU., tenemos que aprender a hacer mucho con poco. Al haber tenido la oportunidad de visitar muchas escuelas en El Salvador me he dado cuenta de que realmente hay profesores que trabajan con menos de lo mínimo y que el Ministerio de Educación les impone sendas normas y metas, pero poco apoyo técnico y nada de material didáctico. Otros profesores tienen que trabajar en dos o tres escuelas para poder sobrevivir.

En zonas rurales es aún peor. Los profesores universitarios no son la excepción.

Todos sabemos que en El Salvador hay más universidades que hospitales y muchas de ellas no llenan los requisitos para preparar profesionales, pero sí para cobrar cuotas exuberantes a la gente trabajadora.

Si El Salvador quiere enfrentar los retos de este milenio, debe invertir en educación e instruir a sus ministros que realmente apoyen a los maestros y promuevan la innovación.

El desarrollo humano va de la mano con el bienestar ambiental y los educadores y educados tienen derechos para poder enseñar y aprender en lugares limpios y seguros. No se puede aceptar que escuelas no tengan ni siquiera pupitres, tiza, papel, u otros materiales necesarios para el que hacer diario de las escuelas o institutos.

Las universidades que preparan los maestros deben de ponerse al día con las nuevas pedagogías disponibles y adaptarlas en sus programas. Los que hemos sido afortunados por suerte o destino, podemos contribuir a este esfuerzo académico, estamos obligados a regresar y apoyar a todos aquellos que con mucho sacrificio hacen hasta lo imposible para educar a las futuras generaciones de salvadoreños que heredarán un sistema educativo abandonado por los gobierno

You must be logged in to post a comment Login