Apoya EU fortalecimiento institucional en Centroamérica

Estados Unidos consideró necesario el fortalecimiento institucional en los países centroamericanos para una lucha más efectiva contra el narcotráfico y el crimen organizado en el marco de la Iniciativa Mérida.

“Es crucial que nos enfoquemos en la seguridad institucional, lo que significa apoyar reformas institucionales que fortalezcan el Estado de derecho y la sociedad civil”, dijo la subsecretaria asistente del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson.

En un foro en el Instituto Brookings, Jacobson destacó el incremento de los fondos para la Iniciativa Mérida de 60 millones de dólares en el año fiscal 2008 a los 100 millones solicitados por el gobierno del presidente Barack Obama, que ya fueron aprobados por el Congreso.

Manifestó que en la estrategia regional contra el narcotráfico y el crimen organizado “no podemos ignorar al Caribe”.

Jacobson dijo que también existe coordinación para fortalecer los sistemas judiciales en Centroamérica y el sistema penitenciario, así como programas comunitarios para jóvenes en riesgo de ingresar a pandillas.

Admitió que aún falta mayor asistencia a Centroamérica y que Washington trabajará “muy duro” con los países y organismos de la región para asegurar que el dinero se canalice “lo más rápido posible”, con la supervisión correspondiente y los ajustes a las realidades que se presenten.

De acuerdo con un informe de la Oficina en Washington para América Latina (WOLA), de los 100 millones de dólares solicitados para Centroamérica en el marco de la Iniciativa Mérida, 35 millones se asignaron a la reforma judicial, el fortalecimiento institucional, medidas anticorrupción y actividades para el Estado de derecho.

Durante el foro, el director de programas de WOLA, Geoff Thale, destacó que en 2008 la tercera parte de los fondos de la Iniciativa se destinaron a actividades de prevención, pero señaló que es necesaria una mayor inversión en esos programas para 2009 y 2010.

Señaló también la necesidad de incluir condiciones de derechos humanos en Centroamérica bajo la Iniciativa Mérida, que se informe sobre el desembolso de los recursos e instrumentación de los programas, y que se apoyen reformas a la policía y las instituciones de los países centroamericanos.

Indicó que es importante la integración de la Iniciativa con estrategias nacionales y regionales de seguridad, en especial en lo relacionado al crimen y la violencia.

El embajador hondureño en Washington, Robert Flores, dijo que las amenazas a la seguridad en los países de la región incluyen los altos niveles de corrupción, los mal financiados sistemas judiciales, así como la pobreza que se refleja en la falta de oportunidades para los jóvenes.

“Existe un crecimiento explosivo de la población juvenil”, señaló el diplomático, que citó programas de prevención de las drogas y contra las pandillas, así como esfuerzos para la reinserción a la sociedad de aquellos involucrados en delitos.

José Miguel Cruz, del Proyecto de Opinión Pública Latinoamericana de la Universidad de Vanderbilt, mencionó la ineficiencia de políticas de “mano dura” contra las pandillas en El Salvador y Guatemala, que incrementó la violencia de esos grupos en comparación con sus vecinos Costa Rica y Nicaragua.

Señaló que además de la pobreza, la inmigración, la cultura de la violencia y el legado de la guerra en la región, las instituciones estatales también cumplen una función en la confrontación de la violencia porque no solo muestran debilidades sino también han estado involucradas en casos de corrupción.

En el foro también participó Mario Pozas, experto en asuntos judiciales y de migración de Sistema de Integración Centroamericana (SICA), quien expuso esfuerzos coordinados en Centroamérica en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Acuerdan Colombia y Costa Rica lucha común contra el narcotráfico

Bogotá.- Los gobiernos de Colombia y Costa Rica firmaron un acuerdo de cooperación policial para el combate al nar

You must be logged in to post a comment Login