OEA busca consenso sobre Cuba

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) formó este miércoles un Grupo de Trabajo en busca de un consenso para una eventual resolución sobre Cuba, que fue expulsado de ese organismo en 1962 por sus vínculos con países comunistas.

El Grupo de Trabajo, que estará abierto a todos los países miembros, comenzará su labor este jueves y presentará los resultados de sus deliberaciones en la 39 Asamblea General de la OEA el 2 y 3 de junio en la ciudad hondureña de San Pedro Sula.

En el marco de la última sesión del Consejo Permanente se deben definir todas las materias que serán debatidas en la próxima reunión de la OEA en Honduras.

Honduras, Nicaragua y Estados Unidos presentaron tres diferentes proyectos de resolución sobre el mismo tema sin que ninguno de ellos obtuviera el consenso necesario.

El proyecto de resolución presentado por Honduras llevó el título de “Proyecto de resolución para la Asamblea General encaminado a levantar las sanciones impuestas a la República de Cuba”.

Nicaragua presentó un “Proyecto de resolución para la Asamblea General: Revocación de la Resolución VI de la Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores” y Estados Unidos propuso “Proyecto de resolución para la Asamblea General: Cuba y el Sistema Interamericano”.

Cuba, formalmente, es miembro de la OEA, tiene suspendida su participación en el organismo hemisférico por decisión de la Reunión de Consultas de Ministros de Relaciones Exteriores celebrada en Punta del Este (Uruguay) en 1962.

La presentación de las propuestas de resolución de Honduras, Nicaragua y Estados Unidos fue sucedida por la intervención de UN gran número de los representantes permanentes de los Estados Miembros.

Tomaron la palabra: Brasil, Belice (en nombre de Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, el propio Belice, Saint Kitts y Nevis, Jamaica, Suriname, Santa Lucía, Haití, Dominica y Trinidad y Tobago), Costa Rica, Venezuela, San Vicente y las Granadinas, México, Chile, Ecuador, Uruguay, Canadá, Colombia, Guyana, Perú, Guatemala y Panamá.

En su mayoría, los representantes de los países miembros coincidieron su interés común en la plena participación en el organismo de todos sus Estados Miembros, y la necesidad de profundizar el diálogo para llegar a una solución de consenso que satisfaga a todos.

Partiendo de otra propuesta de Nicaragua, el debate sobre los proyectos de resolución relacionados con Cuba fue incluido en el temario oficial de la Asamblea General de la OEA en San Pedro Sula, con el consenso del Consejo Permanente, pese a que la propuesta se presentó fuera del plazo establecido.

El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, apoyó la propuesta nicaragüense y pidió flexibilidad al Consejo Permanente.

Recordó que los Jefes de Estado y de Gobierno del hemisferio, reunidos en la reciente Quinta Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago, decidieron que era apropiado que el asunto de Cuba fuera tratado en la Asamblea General de la OEA.

La tarea del Grupo de Trabajo será elaborar un proyecto de resolución que será sometido a consideración y aprobación de la Asamblea de Honduras, en donde se darán cita los cancilleres de los 34 países que integran la OEA.

Dicha resolución deberá incorporar elementos de los proyectos sometidos a consideración por las delegaciones de Honduras, Nicaragua y Estados Unidos.

Aunque dicho consenso pareció ser evidente en el apoyo expresado por todos los países que participaron en la sesión de este día para el retorno de Cuba, hubo llamados de cautela sobre el curso de esta aproximación.

“Sería una gran paradoja abandonar los esfuerzos del consenso y tratar de corregir a través de la exclusión el error de 1962”, dijo el embajador de México, Gustavo Albin, al apelar para que estos trabajos sean inclusivos.

Albin se refirió así a la llamada Resolución de Punta del Este de ese año y en la que Cuba fue suspendida en sus derechos dentro de la OEA en respuesta a la ideología com

You must be logged in to post a comment Login