Obama va al teatro en Nueva York para cumplir una promesa hecha a su esposa

NUEVA YORK (AFP) – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, asistió este sábado por la noche con la primera dama, Michelle, a una representación teatral en Broadway, para cumplir una promesa que le había hecho a su esposa en el fragor de la campaña electoral de 2008.

Los Obama volaron hacia la Gran Manzana, no en el emblemático avión presidencial sino en una pequeña aeronave militar que automáticamente se convirtió en el Air Force One, para cenar en el West Village de Manhattan y disfrutar de una noche de teatro.

Inmediatamente los republicanos acusaron al primer mandatario de aprovecharse del dinero de los contribuyentes, mientras los norteamericanos comunes luchan contra la crisis económica y una empresa que es ícono de la industria estadounidense, General Motors, lucha por la supervivencia.

Obama, en una declaración divulgada por un portavoz, se limitó a comentar: “Traje a mi esposa a Nueva York porque durante la campaña electoral le prometí que la llevaría a un show de Broadway cuando todo hubiera terminado”.

Como para aumentar el glamour de la salida de la pareja presidencial, los Obama dejaron la Casa Blanca a bordo de su helicóptero Marina One.

En la base Andrews de la Fuerza Aérea, en las afueras de Washington, ambos subieron al avión, el presidente de Estados Unidos luciendo un elegante traje oscuro sin corbata y la primera dama con vestido negro para cóctel y tacones altos.

Tras aterrizar en Nueva York, recorrieron Manhattan en helicóptero y luego se dirigieron en automóvil al restaurante Blue Hill, antes de encaminarse hacia el teatro Belasco, donde asistieron a la representación de la obra de August Wilson “Joe Turner’s Come And Gone.”

Los adversarios republicanos de Obama trataron de obtener algún provecho político de la salida nocturna de la pareja presidencial.

“Mientras el presidente Obama se prepara para visitar el barrio de teatros de Manhattan usando el Air Force, la GM se está preparando para declararse en bancarrota, y familias de todo el país siguen luchando para poder pagar sus cuentas”, expresó el Comité Nacional Republicano.

La Casa Blanca no pudo estimar en lo inmediato el costo del viaje, pero lo cierto es que los líderes estadounidenses, debido el rígido esquema de seguridad que los acompaña adonde vayan, jamás viajan en vuelos comerciales.

Más temprano, en el fin de semana antes de que Obama realice un importante viaje a Medio Oriente y Europa, el mandatario fue visto vibrando al lado de la cancha donde su hija Malia jugaba un partido de fútbol.

You must be logged in to post a comment Login