Apoyan premisa de no violencia

San Pedro Sula, Honduras – Los Jefes de Delegación de los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OAS) reunidos en San Pedro de Sula, Honduras, mantuvieron un diálogo con representantes de los países observadores de la OEA, quienes aprovecharon el encuentro para reafirmar su apoyo a la misión, objetivos y programas de la Organización.

El Secretario General Adjunto de la OEA, Albert Ramdin, dio la bienvenida a los Observadores Permanentes, provenientes de distintos continentes y resaltó que “esta Organización fue la primera en crear la figura de Observadores Permanentes en 1971, iniciativa que abrió las puertas para la participación de países fuera de las Américas en el diálogo interamericano, e hizo posible que hoy en día los Observadores mantengan una estrecha relación con los países de la región”. Comentó así que dicha figura “constituye una plataforma para compartir ideas, apoyar iniciativas, fortalecer los nexos y la cooperación política, además de buscar soluciones conjuntas para los desafíos a nivel no sólo hemisférico, sino también global”.

En su intervención, el Embajador Ramdin valoró al apoyo recibido por los países observadores comentando que el mismo es “una señal de la importancia asignada a las naciones de las Américas, a la comunidad global, al multilateralismo y a la cooperación internacional, y una prueba de que el trabajo de la Organización ha sido efectivo y encaminado en la dirección correcta”.

Posteriormente, la Embajadora Patricia Licona Cubero, Viceministra de Relaciones Exteriores de Honduras, quien presidió la reunión, comentó la necesidad de crear una acción más coordinada para fortalecer la cultura de la no violencia, tema central del 39º Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la OEA, que se iniciará mañana en San Pedro Sula. “El principio básico para lograrlo es aunar esfuerzos e insistir en la convicción general para enfrentar la violencia en todas sus modalidades: económica, política y social”.

En la reunión, que tradicionalmente sirve a los Observadores Permanentes como una oportunidad para anunciar sus nuevas contribuciones a los programas de la Organización, los asistentes destacaron el rol que el organismo hemisférico ha desempeñado en áreas como la lucha contra el crimen organizado, la promoción de los derechos humanos, el fortalecimiento institucional, la colaboración en desastres naturales, la consolidación democrática, y la libertad de expresión.

Los participantes hicieron también referencia al tema central de la 39ª Asamblea General de la OEA, “Hacia una cultura de la No Violencia”, escogido por el país sede, comentando que el mismo constituye el eje central de la igualdad y la tolerancia.

En sus intervenciones los representantes de España Francia, Italia, Alemania, China, Irlanda, Corea, Luxemburgo, Suiza, Israel, Reino Unido, Austria, Finlandia, Croacia, Bulgaria, Serbia, Japón, Egipto, Bélgica, la Federación Rusa, Nigeria y la Comisión Europea reiteraron su compromiso con los principios de democracia, justicia, paz y prosperidad que promueve la OEA.

En 2008, los países observadores contribuyeron con un total de 25.8 millones de dólares americanos a distintos proyectos de la OEA. Dichos programas incluyeron promoción de la democracia, misiones de observación electoral, apoyo en la resolución de conflictos, desminado humanitario, derechos humanos, lucha contra las drogas, igualdad de género, promoción de valores democráticos y espíritu empresarial entre la juventud, desarrollo integral y apoyo a actividades y conferencias especificas relacionadas con la agenda interamericana.

Actualmente, el organismo cuenta con 62 países observadores más la Unión Europea. Luego del dialogo del día de hoy se espera que las contribuciones monetarias y en especie sean similares al monto alcanzado el año anterior.

You must be logged in to post a comment Login