Crearán "observatorio macroscópico" de la biodiversidad terrestre

Por Alberto Rabilotta.

Montreal.- Unos 500 biólogos e informáticos de 50 países se reunieron en Londres en la primera Conferencia Biosfera Electrónica para anunciar la creación del primer “observatorio macroscópico” virtual de la biodiversidad terrestre.

James Edwards, director ejecutivo de la Enciclopedia de la Vida del Instituto Smithsonian de Washington, dijo a Notimex que en poco tiempo las observaciones de ciudadanos conscientes del medio ambiente permitirán estudiar la biodiversidad a nivel planetario creando un observatorio virtual de importancia histórica.

México, a través de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) y su trabajo para unir informática y biodiversidad, se posiciona muy bien en esta iniciativa, indicó Joaquín Giménez, investigador del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El observatorio macroscópico (OM) permitirá que científicos y cualquier interesado dispongan de un poderoso instrumento para hacer un mapa de la biodiversidad, monitorear el cambio climático y la conservación de las especies, abundó Edwards.

Gracias al desarrollo de programas informáticos y de Internet los ciudadanos de todo el mundo podrán enviar al OM las fotos o imágenes de especies animales o vegetales para recabar información, o podrán acceder a la base de datos para identificarlas.

“Será tan simple como enviar la foto de un insecto que apareció en la zona donde nunca se lo vio antes, por ejemplo, tomada y enviada con el teléfono portátil si no hay otra forma”, agregó el director del Smithsonian Institute.

La “informática biológica” y sus ramas, como la “informática para biodiversidad”, nace del trabajo entre biólogos e informáticos y permite describir, analizar y modelar la biodiversidad a escala de un “observatorio virtual” que trasciende el simple terreno de observación.

La interacción de los ciudadanos y los científicos hará avanzar rápidamente el inventario de la biodiversidad y “tener en 10 años una manera efectiva de seguir los cambios” en la abundancia de animales, insectos y plantas, y los patrones de temperaturas y precipitaciones.

“Estamos creando un observatorio virtual para la biodiversidad mundial, donde las observaciones ambientales, los datos de especies, resultados experimentales y el modelado sofisticado será hecho en todos los niveles de la biodiversidad, de los genes a los ecosistemas”, dijo James Edwards.

Joaquín Giménez, del Instituto de Biología de la UNAM, dijo a Notimex que en México los grandes pioneros de la informática en la biodiversidad han sido CONABIO, que desde hace una década acopian datos e informaciones en bases de datos integrándolas con información geo-espacial.

Por eso mismo México está en una posición muy ventajosa, agregó el científico mexicano.

“Esta participación de la ciudadanía en la ciencia se ha venido dando en México porque trabajamos con ‘registros de biodiversidad’ y una parte importante para recoger esos registros es la ciudadanía”, dijo Giménez.

No se necesita que los biólogos siempre vayan al campo a colectar los espécimenes, ya que ha ayudado muchísimo la participación ciudadana en casos como la observación de aves, mariposas y cosas de ese tipo, agregó.

Recordó que la mayoría de datos del Global Biodiversity Facility son observaciones de ciudadanos y desde ahí se ha iniciado una interacción en esta área entre la sociedad civil y la comunidad científica.

El OM representa otra forma de ampliar este acercamiento, dijo Joaquín Giménez, quien agregó que ahora el trabajo científico no sólo será visto por los pares sino por el público, que “son los destinatarios finales de la información”.

Apuntó que otros países de América Latina tienen instituciones, como Costa Rica con el INBio (Instituto Nacional de Biodiversidad), en Colombia el Instituto Humboldt y en Brasil está el CRIA.

“Hay varios actores en América Latina que entre todos han podido c

You must be logged in to post a comment Login