Piden abogados del anticastrista Posada Carriles retrasar su juicio

El Paso.- El anticastrista Luis Posada Carriles pidió a una corte federal en El Paso, Texas, más tiempo para preparar su defensa y contrarrestar las acusaciones de que mintió sobre su presunta participación en atentados en Cuba en 1997.

El juicio de Posada Carriles, acusado en abril pasado de perjurio, obstrucción de la justicia y falso testimonio, fue programado para agosto próximo, en la primera ocasión en que el gobierno de Estados Unidos lo relaciona con actos terroristas.

Los abogados defensores de Posada Carriles pidieron el 29 de mayo pasado ante la juez federal Kathleen Cardone postergar el juicio hasta el próximo año para preparar la defensa de su cliente.

Los cargos relacionan al anticastrista con una serie de bombas que estallaron en La Habana en 1997, una de las cuales provocó lesiones a un turista italiano que luego murió por esa causa.

Las acusaciones constituyen el segundo caso judicial que enfrenta el anticastrista desde que ingresó en forma ilegal a Estados Unidos en 2005.

Posada Carriles ingresó ilegalmente a Estados Unidos a principios de 2005 para tratar de ampararse en este país, al que sirvió como agente encubierto en Centroamérica y el Caribe, sin embargo, fue detenido por las autoridades y sometido a un juicio de deportación.

Un juez de inmigración ordenó luego su deportación a un país que no fuera Cuba -donde nació- o Venezuela -del que adoptó la nacionalidad-, por temor a que pudiera ser torturado en esas naciones.

Cuba y Venezuela acusan desde hace años a Posada Carriles de cometer actos de terrorismo, por la detonación de una bomba en un avión de Cubana de Aviación en 1976, en el que murieron 73 personas.

Posada Carriles estuvo preso en Venezuela por esas acusaciones, pero escapó de prisión.

El gobierno cubano acusa además al anticastrista de haber planeado la colocación de las bombas que estallaron en La Habana en 1997.

El anticastrista permaneció desde mayo de 2005 a enero de 2007 en un Centro de Detención de Inmigración en El Paso, pendiente de que se cumpliera la orden de deportación en su contra.

El gobierno estadounidense no pudo encontrar un país que lo aceptara, por lo que se vio obligado a dejarlo en libertad dentro de territorio estadounidense.

Sin embargo, ese mismo día el veterano anticastrista fue acusado de fraude y emisión de declaraciones falsas en su solicitud para su naturalización como estadounidense.

En mayo de 2007, tres días antes de ser enjuiciado por esos cargos, una magistrada federal eliminó las acusaciones en su contra. Desde entonces, Posada Carriles permanece libre en el sur de Florida.

Antes de llegar a Estados Unidos en 2005, el anticastrista fue detenido y sentenciado a ocho años de prisión en Panamá por intentar asesinar al entonces presidente cubano Fidel Castro en la Cumbre Iberoamericana de 2000, pero fue indultado por la mandataria Mireya Moscoso en 2004.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login