Acusan a pareja estadounidense de haber espiado para Cuba

Un ex empleado del Departamento de Estado de Estados Unidos y su esposa fueron arrestados el viernes acusados de espiar para el gobierno de Cuba durante tres décadas, informaron autoridades federales.

De acuerdo con los cargos presentados este jueves en una Corte Federal de Washington, la pareja incluso se entrevistó en 1995 con el líder cubano Fidel Castro, para lo cual habrían viajado a México utilizando nombres falsos.

Los acusados fueron identificados como Walter Kendall Myers, de 72 años, y su esposa Gwendolyn Steingraber Myers, de 71, quienes fueron arrestados este día por agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Los Myers comparecieron ante un juez federal este viernes para ser instruidos de cargos por fraude sobre transferencias y servir como agentes ilegales para Cuba, por lo que de ser declarados culpables podrían ser condenados a penas de hasta 30 años de cárcel.

El fiscal federal adjunto para Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, David Kris, calificó las presuntas actividades de la pareja como “increíblemente serias”.

De acuerdo con la acusación, Kendall Myers, cuyo código secreto para sus manejadores cubanos era “agente 202”, trabajó en la Oficina de Inteligencia e Investigaciones del Departamento de Estado hasta su retiro en 2007.

En esa posición, el hombre tuvo acceso a más de 200 reportes de inteligencia sobre Cuba durante su último año de trabajo.

El acusado, quien habría sido reclutado por Cuba junto con su esposa en 1978, inició originalmente sus funciones como empleado temporal en el Instituto de Servicio Exterior del Departamento de Estado en 1977.

Sus manejadores cubanos le sugirieron entonces a Kendall que buscara un empleo en el Departamento de Estado o la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Desde 1985, el hombre contaba además con autorización para tener acceso a información altamente clasificada.

Tanto Kendall como su esposa, cuyo código secreto era “agente 123” y “Agente E-634”, se comunicaban con sus manejadores en la isla a través de radio de banda corta.

El arresto de la pareja derivó de una investigación iniciada por la FBI en abril pasado.

Un agente estadounidense se hizo pasar por un agente cubano y logró convencer a los Myers de que había sido enviado por los servicios de inteligencia de Cuba para obtener información.

El senador republicano de Florida, Mel Martínez, dijo que el arresto de la pareja es “razón suficiente” para que el presidente Barack Obama suspenda cualquier acercamiento diplomático, incluyendo el tema de inmigración, hasta que el Congreso reciba información sobre el impacto del caso en la seguridad nacional.

NOTIMEX-Redacción

You must be logged in to post a comment Login