REFORMA MIGRATORIA: ¡Sí se Puede!, pero los activistas quieren saber cuándo

Por Maribel Hastings
America’s Voice

WASHINGTON, D.C. – Entusiasmo y energía es lo que les sobra a los más de 700 activistas que abarrotaron una iglesia Luterana a pasos del Capitolio para escuchar a algunos políticos demócratas que les dieron palabras de aliento antes de que partieran a recorrer los pasillos del Congreso buscando apoyo para avanzar una reforma migratoria integral.

Cuando menos en otro evento, el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, dijo que las tres prioridades de la Cámara Alta este año son: salud, energía y reforma migratoria. Reid enfatizó que “no voy a lidiar con la inmigración por partes, es una reforma migratoria integral”. Agregó que la reforma se conseguirá “en esta sesión, pero quiero que se apruebe este año, si es posible”.

Entre tanto, como lo han hecho por los pasados años, los activistas reunidos en la Iglesia les recordaron a sus líderes los efectos nefastos, a todos los niveles, de la falta de una reforma que incluya una vía de legalización. Una vez más los legisladores demócratas presentes pudieron colocarle rostro y voz a los afectados por un sistema disfuncional.

No faltaron los ¡Sí se Puede! en español de parte de esos mismos legisladores, como Zoe Lofgren, la presidenta del panel de Inmigración de la Cámara Baja, quien tímidamente dijo “¡Sí se Puede!, Yes we Can”, y rápidamente agregó que es necesario que el presidente Barack Obama eche mano de sus destrezas y de su intelecto para impulsar esa reforma ante la Cámara Baja y el Senado. También pidió que el movimiento pro inmigrante no permita que las voces de unos pocos ahoguen las voces de una mayoría.

El senador demócrata de Nueva Jersey, Bob Menéndez, declaró que “la reforma migratoria integral no debe esperar, no puede esperar, y no esperará otro año”, pero recordó que lograrlo “no será fácil, y habrá que trabajar en cada uno de los estados para cambiar la opinión pública para que los representantes en Washington “vean la luz”.

Cuando le tocó el turno al pastor Freddy Santiago, de la Iglesia Rebaño, en Chicago, el religioso fue al grano al referirse a la Casa Blanca y declaró que “tenemos una promesa, pero no un marco de tiempo (para cumplirla).

Recordó además que como candidato, Obama habló “ de la urgencia del ahora, pero ahora nos dice que todavía no es el momento”. La reunión entre Obama y líderes del Congreso para hablar de la reforma se pospuso del 8 de junio hasta el 17 de junio.

El congresista demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez, habló después que Santiago y de inmediato dijo que hay que ver el lado positivo: hay más tiempo para preparar la respuesta a la anticipada reunión, aunque aclaró que no le había llegado la invitación (al menos hasta hoy).

Gutiérrez aseguró que congresistas demócratas de reciente ingreso y de estados oscilantes –que son los que se cree estarían renuentes a una reforma por temor a perder sus escaños-, le han indicado que están dispuestos a apoyar esa reforma. Aseguró que hay unos 200 votos seguros en la Cámara Baja y que habría que buscar cuando menos unos 25 más para ir a la segura, aunque se requieren 218.

Pero los líderes demócratas, agregó, tienen que hacer más para conseguir los votos que faltan. En un aparte con la prensa, Gutiérrez habló sobre Obama y el proceso: “Para eso te tenemos de capataz aquí, para que busques los otros votos. Ya te conseguimos 95% y tú eres el presidente, echa el 5% también”.

“Por lo menos en el Senado han tenido el debate (dos veces) y hemos perdido, no hemos tenido los votos. Pero eso es lo que necesitamos en la Cámara Baja también, echar pa’lante”, afirmó Gutiérrez.

El congresista le indicó a America’s Voice que “nos hemos enfocado (la presión) obviamente en el liderazgo demócrata, pero el presidente tiene que dar señales porque él dicta las pautas a seguir: cuidado médico, medio ambiente, y otro asuntos son iniciados desde la Casa Blanca”.

“El (Obama) es el l

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login