Cuba reitera su "no" a la OEA por estar "todavía" bajo "control" de EEUU

LA HABANA (AFP) – Cuba ratificó el lunes que no retornará a la Organización de Estados Americanos (OEA) pese a que ésta levantó su exclusión, porque “todavía” está controlada por Estados Unidos y es “incompatible” con América Latina, según una declaración del gobierno.

Cuba “comprende el deseo de librar a la OEA de un estigma que había perdurado como símbolo del servilismo de la institución (pero) ratifica una vez más que no regresará” a ese foro, que la había suspendido en 1962 por su régimen comunista, según la nota difundida en el diario oficial Granma.

El gobierno de Raúl Castro señaló que la exclusión fue derogada “en contra de la voluntad de Washington y frente a las intensas gestiones y presiones ejercidas sobre los Gobiernos de la región”.

“Se propina así al imperialismo una derrota utilizando su propio instrumento”, afirmó el comunicado, al destacar la decisión como un “mérito” de América Latina y un “desacato incuestionable a la política seguida por Estados Unidos contra Cuba”.

El gobierno agradeció a los países de América Latina por defender la semana pasada en la Asamblea General de la OEA en Honduras “el derecho de Cuba a regresar a la Organización”.

Pero Cuba “comparte valores que son contrarios a los del capitalismo neoliberal y egoísta que promueve la OEA y se siente con el derecho y la autoridad para decir no a la idea de incorporarse a un organismo en el que todavía los Estados Unidos ejercen un control opresivo”.

“Los pueblos y Gobiernos de la región sabrán comprender esta justa posición (…). Se trata de una Organización con un papel y una trayectoria que Cuba repudia”, añadió.

El texto enumeró que desde el triunfo de la revolución en 1959 la OEA tuvo “activo papel a favor de la política de hostilidad de Washington contra Cuba”, al “oficializar el bloqueo económico (vigente desde 1962)” y provocar la ruptura masiva de relaciones diplomáticas con la isla.

Agregó además que la OEA resulta “incompatible con los deseos más acuciantes de los pueblos de América Latina y el Caribe”, pues es incapaz de representar “sus valores, sus intereses y sus verdaderas ansias de democracia”.

La OEA “es la que ha callado ante los crímenes más horrendos, la que comulga con los intereses del imperialismo, la que conspira y subvierte contra Gobiernos genuinos y legítimamente constituidos con demostrado respaldo popular”, destacó.

You must be logged in to post a comment Login