Cultura y corrupción en El Salvador

Por Francisco Rivera*

La nominación de nuevo Presidente de CONCULTURA genera debate y controversia en la Nación y la Diáspora. Hay rechazo a la postulación del escritor José Roberto Cea al cargo.

No hay espectáculo más triste en El Salvador que la corrupción de todo el sistema cultural del país. De todos es sabido que el gran padrino y zar del sistema cultural ha sido el Dr. David Escobar Galindo. Necesitamos recordar que él fue director de la Biblioteca Nacional, que es miembro de la Real Academia de la Lengua, pero que también tiene como amigos a personas como Roberto Salomón, Roberto Galicia, Federico Hernández Aguilar y sigue toda una lista de nombres, sin olvidar a Ricardo Bracamonte.

Tampoco uno no puede olvidar que un miembro de la distinguida familia De Sola dio su apoyo para la democratización, la apertura y la creación de instancias culturales relevantes.
Uno se puede preguntar qué tenemos, bueno tenemos el edificio del Teatro Nacional, tenemos el edificio del Palacio Nacional, tenemos algunos teatros municipales, todavía tenemos una Orquesta Sinfónica Nacional que se caracteriza por carecer de todo el apoyo oficial para tener el equipo correspondiente o para hacer presentaciones en el exterior.

También tenemos un gran corazón los salvadoreños, ademas de la red de las Casas de la Cultura, la Imprenta Nacional, la Dirección General de Publicaciones, donde se publican a los clásicos de la literatura salvadoreña.

Lo que sí siempre ha tenido la cultura oficial es un presupuesto que ha sido abusado por unos cuantos, que siempre han detentado altos cargos y se han reciclado en la nomenclatura oficial hasta este día, y ahi, es donde el Dr. Escobar Galindo ha tenido una fuerte influencia.

Ahora con el gabinete del Cambio y la Esperanza, esperamos que se va a corregir esta situación, y, por ello, secundamos al escritor y actual director de Biblioteca Nacional, Manlio Argueta como el nuevo Presidente de CONCULTURA.&n bsp; Tiene el apoyo de Salvador Sánchez Cerén, del Señor Hato Hasbún, de la Diáspora Salvadoreña, de grupos de artistas y tiene el curriculum más políticamente correcto y apropiado para dicho cargo.

Ahora bien, si el gobierno de Mauricio Funes tiene dificultades con Manlio, entonces proponemos a la trabajadora cultural salvadoreña de Los Ángeles, Carolina Rivera, como candidata a dicho puesto, ya que ella tiene el curriculum perfecto, y en los nombramientos a cargos del gobierno, las mujeres brillan por su ausencia.

Carolina Rivera es una artista que salió del CENAR, Centro Nacional de Artes, en 1983 en la rama de teatro. Reside en Los Angeles, CA, donde es muy activa con la comunidad Latinoamericana en las artes como en la educación. Carolina hizo una licenciatura en la Universidad California de Los Angeles, UCLA, en literatura Inglesa, y por el momento trabaja con la Junta de Educación de Los Angeles donde supervisa los curriculums de educación infantil.

Carolina también escribe ficción, teatro en Inglés y Español, también ha tomado muchos cursos de cine, escritura creativa, y de producción. Por el momento, ella trabaja un documental sobre la vida de uno de los escritores más destacados en la historia de la literatura salvadoreña.

En el 2002 se ganó con un programa de voces emergentes del USA PEN WEST con un cuento donde se ganó una beca. Ha estado activo activa con grupos de mujeres relacionadas con teatro, y cultura en general. Se ha presentado en universidades, cafés, teatros, etc. Ha visitado otros países para estudiar, entre ellas, Francia.

Esperamos que el gobierno del Cambio y la Esperanza, realmente refleje ese cambio y haya una esperanza para la cultura de El Salvador, que hoy por hoy, es una de las más retrasadas de América Latina. Me cuesta y me duele decirlo pero es la verdad.

Gracias Señor Presidente por tomar acción en este tema tan crucial.

Francisco Rivera, Presidente, Salvadoreños en el Mundo

You must be logged in to post a comment Login