Estados Unidos revoca programa de ayuda financiera a Nicaragua por dudas en elecciones

WASHINGTON (AFP) – Estados Unidos decidió el miércoles poner fin a la ayuda que brindaba a Nicaragua a través del programa Cuenta Reto del Milenio (CRM), que se mantenía suspendido desde los comicios de 2008, aunque culminará los proyectos que se ejecutaban actualmente, informó un comunicado.

Tras esta medida la oficina gubernamental no invertirá los restantes 62 millones de dólares de los 175 millones previstos inicialmente, que financiarían un programa de regulación de tierras y la construcción de una carretera, indicó CRM.

La decisión se produce luego de que “el gobierno de Nicaragua no tomó los pasos para responder a las preocupaciones formuladas por su pueblo y por la comunidad internacional con respecto a las recientes elecciones municipales”, indicó el presidente interino de CRM, Rodney Bent.

Este miércoles venció el tercer plazo que dio Washington a las autoridades nicaragüenses para que esclarecieran o buscaran una solución a las supuestas irregularidades en los comicios de noviembre, en los que el partido de gobierno FSLN ganó en la mayoría de los municipios.

“Aunque CRM quisiera continuar el apoyo pleno al desarrollo económico de Nicaragua, nos mantenemos comprometidos con los principios fundamentales de CRM de trabajar con aquellos países cuyos gobiernos demuestren activamente un compromiso con la democracia y las leyes”, señaló Bent.

“Dada la falta de reformas significativas o progreso en estas áreas por parte del gobierno de Nicaragua, la junta (directiva) acordó poner fin a estos proyectos”, señaló.

CRM culminará la construcción de tres carreteras que construía en los departamentos de León y Chinandega y un proyecto de ayuda a pequeñas y medianas empresas de agricultura en zonas rurales.

La junta de la CRM tomó la decisión este miércoles en una reunión que estuvo presidida por la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.

El gobierno de Nicaragua reaccionó señalando que la decisión de Estados Unidos es “una lástima porque castigan al pueblo y eso es lo que menos quiere este gobierno”, afirmó el canciller Samuel Santos.

Pero “ni modo, es una potestad que tienen ellos (el gobierno norteamericano) en el marco del poder de la gran potencia, una medida totalmente antipueblo”, reprochó el canciller.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, había rechazado la posibilidad de revisar los comicios por presiones externas y anunció que Venezuela se haría cargo de los proyectos de CRM.

En paralelo, este miércoles culminó sin acuerdo un diálogo entre Nicaragua y el Grupo de Apoyo Presupuestario (GAP), de 25 organismos y países cooperantes, para estudiar la posibilidad de reanudar la ayuda al país centroamericano, congelada parcialmente también tras los cuestionados comicios de 2008.

You must be logged in to post a comment Login