Fuerza Armada con honores a un ex comandante del FMLN

Por Carlos Martínez
 
En la mesa de honor, frente a diversos grupos de militares que representaban las distintas armas de la Fuerza Armada salvadoreña, hubo un momento en que se encontraron frente a frente el vicepresidente Salvador Sánchez Cerén y un militar que vestido con una guerrera verde oscuro, le llevó un libro.

Era un libro para que el ex comandante de la guerrilla firmara como testigo del acto en que el coronel David Munguía Payés asumió como nuevo ministro de la Defensa.

La escena tal vez habría sido una más si no fuera porque Sánchez Cerén fue uno de los principales dirigentes de la guerrilla del FMLN y ahora, cuando su partido finalmente es gobierno, su rol implica por mandato constitucional que los militares le deben obediencia.

En la mesa estaban también el presidente Mauricio Funes, su esposa Vanda Pignato, Munguía Payés y el vicario castrense. Ante sí lo que tenían era una formación militar que incluía el marco que proporcionaban dos helicópteros verdes, y ahí fue donde el nuevo gobernante dirigió su primer mensaje específico para los militares, que ya no parecen recordar para nada a los que el siglo pasado se ocupaban de dar golpes de Estado y de impedir la democracia.

Luego de asumir el bastón de mando, que lo convirtió oficialmente en el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de El Salvador (FAES), el presidente Funes realizó el traspaso de mando a quien fuera uno de sus más cercanos colaboradores durante su campaña por la presidencia de la República. Munguía Payés, coronel de artillería en retiro, causó baja en la institución armada luego de que el presidente Armando Calderón Sol obstruyera su ascenso a general, a pesar de que el tribunal de ascensos de la milicia había determinado que reunía los requisitos para obtener el grado superior. El nuevo ministro de Defensa llegó incluso a hacer un reclamo ante la Corte Suprema de Justicia, sin éxito.

En la misma ceremonia, Funes también oficializó como jefe del Estado Mayor de la Fuerza Armada al coronel Francisco Luis Silva Ávalos.

En su discurso, el presidente enfatizó la relevancia que tendrá la Fuerza Armada durante su gestión en el combate al narcotráfico, como apoyo a los planes estratégicos de la Policía Nacional Civil, y también sugirió un fortalecimiento del rol de institución de apoyo social.

Funes precisó que la institución castrense necesitará más recursos para poder cumplir su labor, dejando abierta la posibilidad a un eventual aumento en el presupuesto militar o posiblemente de alguna estrategia para mejorar los equipos de que disponen los militares.

Cerró sus palabras celebrando la lealtad que dijo dar por descontada de parte de la Fuerza Armada.

Fuente: elfaro.net, San Salvador.

You must be logged in to post a comment Login