La muerte de Rodolfo ‘el Chele’ Tórrez

“¿Qué habrá querido decir el Sr. Adolfo Tórrez, cuando dijo textualmente ‘Soy un hombre transparente y estoy tranquilo?’” así empezaba mi columna habitual el lunes 20 de abril de 2009, horas después de que los cheros del Faro publicaran aquella bomba que puso punto final a la carrera política del que fuera el hombre fuerte del partido ARENA en San Salvador.

Ahora el Sr. Tórrez yace inmóvil en la oscuridad dentro de un cajón de madera mullida y barnizada a dos metros bajo tierra. La pregunta sigue en pie, ¿qué habrá querido decir?

La muerte del señor Tórrez pasa a ser otro caso truculento en la política salvadoreña, aunque se trate de un suicidio, en teoría, un asunto personal entre el Sr. Tórrez y su “otro yo”, sino fuera porque estaba borracho con el sistema nervioso por los suelos como afirma la autopsia.

La fiscalía general de la república, comandada por un ex subalterno directo del ex ministro de seguridad y justicia, Rene Figueroa, dice que el caso está zanjado.

“El caso está cerrado, todo apunta a que se trata de un suicidio” ha dicho tajantemente, sin mediar palabra, el interino fiscal general Ástor Escalante, quien hasta hace poco andaba de oferta para que lo postularan al cargo de verdad y dejar así la polémica temporalidad del puesto, puesto que se cocinó en el ministerio de seguridad pública y justicia días antes de que anunciara que abandonaba el cargo de viceministro.

Aquella mañana a principios de enero de 2009, Ástor Escalante dijo “A partir del 15 de enero entrego mi cargo como Viceministro de Seguridad Pública debido a motivos estrictamente personales”. No habían pasado ni 48 horas cuando Félix Garried Safie, el entonces fiscal general, lo nombraba públicamente “fiscal general adjunto”.

Ese era el plan desde el principio: poner al Sr. Escalante como fiscal general una vez agotado el término de Garried Safie, pero él dijo que dejaba el viceministerio de seguridad por “motivos estrictamente personales”, que probablemente se dedicaría a “trabajar en el sector privado”.

Ahora la credibilidad del Sr. Escalante ante el caso Tórrez vale lo mismo que su afirmación de principios de enero de 2009, aunque puede que esta vez esté diciendo la verdad.

El Chele Tórrez era uno de esos tipos con cierto carácter de matón, de esos que uno jamás sospecharía estar próximo al suicidio, muchísimo menos de ser capaz de cometerlo.

Lejos de proyectar síntomas de falta de personalidad o trastornos psicológicos –esas típicas perturbaciones que llevan a personas a quitarse la vida– el Chele Tórrez más bien parecía un agudo “bisnero” muy seguro de sí mismo, un gran conocedor de los grandes negocios y de la alta política nacional. Lo tenía prácticamente todo, poder político, poder económico, conectes, etc., quién iba a pensar que terminaría suicidándose. Ver para creer.

Haciendo esfuerzos en la teoría de Escalante, la explicación del suicidio puede que se encuentre en lo que los expertos llaman “agudización de la depresión psicológica”, que puede tener un origen interno, como en el caso de esos tiburones de Wall Street, que, de repente, ven todas sus riquezas reducidas a nada por alguna mala gestión o crisis; o externa, como en el caso de esas típicas películas de mafiosos italianos donde algo sale mal y uno de los principales involucrados es “cordialmente invitado” por el gran jefe a quitarse la vida para evitar males mayores. No sé cuál de los dos escenarios aplica mejor al caso Tórrez, quizás ambos.

Sospecho que nunca sabremos la verdad absoluta de la muerte del Chele Tórrez. Sin embargo, para muchos el caso es claro, el Chele Tórrez se suicidó porque estaba prácticamente en la calle con unas deudas multimillonarias, deudas que nadie ha explicado su origen.

El cambio de gobierno solo venía a complicarle más la existencia al Sr. Tórrez. Futuras investigaciones habrían afectado probablemente su libertad, algo que para él hubiera sido especialmente doloroso. Para otros, en el otro extremo, alguien podría estar detrás de un asesinato planificado.

No tengo

You must be logged in to post a comment Login