Menos desempleo

En mayo, 345,000 puestos de trabajo fueron eliminados en la economía de Estados Unidos, lo cual empujó la tasa de desempleo a 9,4 por ciento, la más alta de los últimos 25 años. Aún así, esta cifra fue interpretada como una señal positiva, porque las pérdidas de empleo en mayo fueron mucho menores que el promedio mensual de 700,000 empleos perdidos durante el primer trimestre, o los 504,000 perdidos en abril.

Es prematuro ver en estas cifras una tendencia, pero son ciertamente positivas, considerando el hecho de que 6 millones de empleos se han perdido, desde el inicio de la recesión en diciembre de 2007. Más aún, 2 millones de esas pérdidas, o un tercio, han ocurrido durante los primeros tres meses del mandato del Presidente Obama.

La Casa Blanca reaccionó rápidamente, diciendo que no está complacida. El Presidente Obama anunció que, durante los próximos 100 días, se ejecutarán en forma expedita 10 grandes proyectos, con el propósito de generar 600,000 nuevos puestos de trabajo.

Examinadas por sectores, las cifras de desempleo revelan un panorama mixto. En mayo, la manufactura perdió 156,000 empleos, muy cerca de los 154,000 perdidos en abril, mientras que en los servicios las pérdidas de empleo en mayo fueron de 120,000, mucho menores que los 230,000 perdidos en abril.

Después de muchos meses de indicadores negativos, esta leve mejoría en las cifras de desempleo sustenta la expectativa de que la caída del mercado de trabajo se está desacelerando.

Con base en datos de abril, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, desde París, confirmó que en los 30 miembros que la integran, incluyendo a las economías más industrializadas, hay “señales frágiles” de que la recesión puede estar llegando a su punto más bajo.

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

You must be logged in to post a comment Login