Reitera inocencia cura argentino acusado de abuso sexual

Buenos Aires.- Julio César Grassi, el sacerdote argentino protagonista de un escandaloso juicio por abuso sexual en contra de menores, reiteró su inocencia en vísperas de que el tribunal emita un fallo que lo podría condenar a 37 años de prisión.

Grassi, quien está acusado de 17 hechos de abuso sexual agravado, corrupción de menores y amenazas en contra de tres jóvenes, aseguró que durante los 10 meses que duró el juicio no se pudieron probar los cargos en su contra.

“Estoy tranquilo en mi conciencia, tranquilo, en paz, he aprendido desde mi fe, uno tiene que levantar siempre un poco la mirada y entregarse a Dios”, dijo el sacerdote cuyos peritajes médicos lo identificaron como un abusador.

El cura añadió que, a pesar de que las acusaciones son serias, “hemos probado que todo es mentira, una persona inocente que camina por la calle puede ser culpada desde los chismes, pero el que acusa tiene que hacerse responsable y probar lo que dice”.

Advirtió que nunca se ha imaginado un fallo desfavorable porque sería “un dolor grandísimo, una injusticia terrible, no lo quiero ni pensar”.

Grassi no es el primer sacerdote procesado por abuso de menores en Argentina, pero sí quien convirtió su caso en el más mediático y polémico, ya que fue detenido en un estudio de televisión y defendido por prominentes empresarios y abogados.

El escándalo estalló en octubre de 2002, cuando un programa televisivo mostró el testimonio de “Gabriel”, seudónimo que se le otorgó al primero de los menores que denunció los abusos del cura.

Después se sumaron los testimonios de otros dos niños a quienes, para proteger su identidad, se les ha conocido hasta ahora como “Ezequiel” y “Luis”.

Hasta entonces, Grassi era un referente moral de la sociedad argentina que tenía, incluso, frecuentes apariciones en televisión para promover su fundación “Felices los niños”, el albergue en el que habrían sido abusados los menores.

Su caso se convirtió, además, en un enfrentamiento de medios, ya que fue acusado por el Grupo Clarín, pero defendido por el canal C5N y el portal Infobae, propiedad del influyente empresario Daniel Hadad.

Este miércoles, después de siete años, se sabrá por fin el fallo de la justicia.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login