Separa ley contra tráfico de personas a inmigrantes y sus familias

San Diego.- Un indocumentado mexicano de 12 años de edad enfrenta un laberinto legal en Estados Unidos y una detención indefinida a unos cuatro mil kilómetros de distancia de su hogar en Sonora, México, porque un patrullero que lo arrestó en la frontera de Arizona supuso que sería una víctima eventual de explotación.

Por esa sospecha, para la que el agente no necesitó evidencia, Luis Francisco Martínez Fontes, detenido en los límites con México el pasado 7 de junio, está recluido en un centro de retenciones para menores en Tacoma, en el estado de Washington, cerca de la frontera con Canadá, sin que su abuela, pueda hacer algo por ayudarlo.

La abuela de Luis Francisco, Luz del Carmen García, su único familiar y residente de Caborca, a unos 50 kilómetros de la frontera en Sonora -entre San Luis Río Colorado y Agua Prieta-, tiene la custodia legal del niño, pero carece de documentos para cruzar la frontera a buscarlo y enfrentar al sistema legal estadounidense.

Para colmo, una corte federal exige a García hacer, personalmente en territorio estadounidense, una cita para una audiencia en la que tendrá que demostrar que posee la patria potestad de Luis Francisco, y explicar a un magistrado por qué el menor bajo su custodia fue detenido en la frontera.

El tribunal se adjudica el derecho a sancionar a la abuela y al niño.

Mientras la abuela no pueda cruzar la frontera y realice esos trámites en una corte del fueron común, con retrasos de meses en audiencias, el niño permanecerá en ese centro donde ocasionalmente personal del consulado de México en Seattle lo visitará para ver como se encuentra.

El caso de Luis Francisco Martínez ilustra el proceso por el que tienen que pasar unos 30 niños mexicanos detenidos en la frontera estadounidense en los últimos cien días, desde que el 1 de marzo entró en vigor la ley William Wilberforce contra el tráfico de personas para la explotación de menores.

“Cuando los padres de estos niños detenidos en la frontera son indocumentados que han sido deportados a México, se forma un laberinto legal en el que pueden pasar varios meses o quizás un año antes de que alguno de los padres pueda demostrar su relación con el menor retenido” dijo a Notimex el cónsul de México en Douglas, Oscar de la Torre Amezcua.

“Hasta antes del primero de marzo, cuando la patrulla fronteriza detenía a un menor mexicano, nos lo entregaba a los consulados en la frontera y nosotros demandábamos que los padres llegaran, previa identificación, a recogerlos o entregábamos a los menores a las oficinas de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en las ciudades fronterizas para que a ellos se acreditaran los padres”, dijo.

“Ahora cualquier patrullero puede decir que sospecha que un menor puede ser eventual víctima de explotación y entrega a ese menor al sistema de justicia estadounidense y el caso se vuelve complicado, porque es un juez federal quien tiene que decidir primero si el niño puede ser o no víctima eventual de explotación”, agregó De la Torre.

La legislación bien intencionada intenta prevenir que los niños sean víctimas de abusos sexuales o laborales, pero la frontera otorga a los patrulleros fronterizos a decidir con base en opinión o sospecha personal, sin necesidad de ninguna evidencia si los menores que detenga en la franja limítrofe pudieran ser víctimas de explotación.

Los patrulleros entonces simplemente pasan a los menores ante jueces, quienes exigen necesariamente que los padres de los niños se presenten a demostrar su paternidad y aclarar que los menores están libres de circunstancias de explotación.

Mientras los padres intentan solicitar alguna audiencia en una corte federal estadounidense, que tienen por lo general rezagos de meses, los niños son enviados a centros de alojamiento que están a distancia considerable de México.

El centro para niños detenidos en la frontera de California y Arizona está en Tacoma, en el estado de Washington; el centro para los arrestados en Nuevo México y Texas está en Cincinati en el estado de Ohio, a

You must be logged in to post a comment Login