Urgen expertos a "descarbonizar" economía de Norteamérica

Por Alberto Rabilotta

Montreal.- Diplomáticos y expertos en energía y cambio climático coincidieron en la necesidad de “descarbonizar” la economía de Norteamérica y señalaron que con la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca se ha dado un “cambio importante de actitud”.

Para “descarbonizar” la economía regional se deben desarrollar los sectores energéticos “verdes” o menos contaminantes, indicaron los participantes de un panel conformado en el marco de la 15 Conferencia de Montreal.

El panel compuesto por el embajador de Canadá en Washington, Michael Wilson, el embajador de México en Canadá, Francisco Barrios, y el ex secretario general de la OCDE, Donald Johnston, discutió sobre estos retos y oportunidades medioambientales que se presentan a la región.

Con la llegada del presidente Barack Obama se ha dado un “cambio importante de actitud y se va en la buena direccion” para enfrentar a nivel de América del Norte el reto del cambio climático, señalaron los integrantes del panel que también reunió a especialistas.

Aunque los expertos admitieron que son los combustibles fósiles los que seguirán moviendo a la industria en los próximos años, señalaron que Canadá, Estados Unidos y México deben respetar las metas de reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) para bien de la región y de la humanidad.

El embajador mexicano Francisco Barrio Terrazas dijo a Notimex que en Estados Unidos ya se están adoptando medidas para hacer “más eficiente” y por lo tanto reducir el consumo energético, pero sostuvo que esto por si solo no resolverá el problema.

Durante su intervención en el panel sobre “Energía en América del Norte” destacó que el problema de reducir las emisiones de GEI caerá en el dilema de “lo urgente versus lo importante”.

“Los políticos siempre están sometidos a las presiones del momento, y en este tema del medio ambiente y el cambio climático las presiones, hasta ahora, han ido siempre en contra de las soluciones de fondo”, sostuvo.

En muchos casos, dijo el embajador, lo que está en pugna es el interés económico y la solucion al problema ambiental, y siempre hay intereses económicos fuertes cabildeando, presionando e influyendo para que las decisiones de política publica se tomen.

Es un riesgo real que existe y no es especifico a ningún país en particular, abundó. Interrogado sobre si estamos ya en un punto en el cual no hay margen de maniobra frente al cambio climático, el embajador respondió que “ya no hay, efectivamente”, margen de maniobra”.

“Aparentemente todavía estamos a tiempo de actuar, pero si no lo hacemos en unos años más, yo he visto reportes de que si podemos estar perdiendo nuestra última, última oportunidad. Si no lo hacemos en la siguiente década el daño al planeta puede ser irreversible”, dijo.

Sobre las posibilidades reales de cooperación entre México, Estados Unidos y Canadá, con tantas diferencias en las economías e intereses no siempre comunes, el diplomatico mexicano respondió que hay “una buena posibilidad de coordinar muchas acciones”.

“Si tenemos un sistema de topes y mercado de emisiones entre los tres país, no veo tan difícil que se logre una sincronizacion, coordinación entre los tres sistemas y que funcionaran prácticamente como un gran sistema regional”, apuntó.

Donald Johnston destacó que venía escuchando desde 1972 (año de la primera Conferencia de Estocolmo sobre el futuro del planeta), las promesas de acción para respetar el medio ambiente y manifestó que en realidad “hubo pocos resultados”. Johnston exhortó a “ralentizar lo inevitable bajando las emisiones” de GEI.

A su vez, el embajador Michael Wilson subrayó que la “motivación” definitiva para reducir las emisiones de GEI es “ponerle un costo a las emisiones de carbono”, lo que fue compartido por todos los panelistas y expertos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login