Expectativa por testamento de Mario Benedetti

MONTEVIDEO (AFP) – Los allegados al escritor uruguayo Mario Benedetti, fallecido en mayo, aguardan la culminación de los trámites que permitan la apertura de su testamento, mientras su domicilio es custodiado por la policía las 24 horas del día.

El abogado Eduardo de Freitas espera la confirmación, en las próximas horas, de su condición de albacea (administrador) del legado de Benedetti, para poder dar a conocer el testamento, dijo a la AFP el letrado.

“Estoy esperando información registral para confirmar mi condición de albacea”, dijo De Freitas, especialista en derechos de autor, a quien Benedetti asignó tal condición.

“No invoco mi condición de albacea (hasta que la misma se confirme) por seguridad jurídica”, explicó De Freitas, y para asegurarse de que el testamento es válido.

Una vez que obtenga la confirmación de esa condición, De Freitas indicó que se presentará “al juzgado para solicitar la apertura judicial de la sucesión”.

“Luego citaré a herederos e interesados para darles una copia del testamento”, agregó el abogado, que recordó que Mario Benedetti falleció viudo y sin descendencia, por lo que -dijo- podía testar sin limitaciones.

Mientras tanto, el apartamento donde vivía Benedetti es vigilado las 24 horas por la policía, que no permite que nadie ingrese al mismo.

Allegados a Benedetti que pidieron no ser identificados señalaron a la AFP que el día de su fallecimiento “todas las personas que trabajaban con él retiraron sus cosas, se cerró el departamento con llave, y se entregó la llave al albacea (De Freitas)”.

Indicaron que “se habló con gente del gobierno para indicar que el legado de Benedetti era patrimonio del país, y para que tuvieran cuidado, y por eso el gobierno tramitó la guardia policial”.

Asimismo, dijeron que hasta que no se abra el testamento no se sabe si se creará una Fundación Mario Benedetti. “Mario nos había dicho que no quería una fundación con su nombre mientras estuviera vivo, porque le parecía algo soberbio”, agregaron.

Según informó el Semanario Búsqueda, el hermano del más prolífico escritor uruguayo, Raúl Benedetti, se disponía a presentar un escrito ante el Poder Judicial para el “cerramiento con llave” de las puertas de acceso al domicilio del autor.

El semanario agrega que entre los motivos esgrimidos en el escrito se cita que Raúl es el “único y universal heredero” de Mario Benedetti, pues ninguno de los dos hermanos tuvo descendencia y sus padres fallecieron, “sin perjuicio de los herederos testamentarios que pudieran resultar de la existencia de testamento del fallecido”.

Las fuentes citadas por Búsqueda indicaron que el pedido de Raúl Benedetti se debió a que el domicilio del escritor permanece cerrado bajo custodia policial, lo que ha impedido su ingreso, como el de cualquier otra persona.

Autor de decenas de libros de poemas, prosa, cuentos, novelas y ensayos, así como de teatro, Mario Benedetti fue uno de los mayores exponentes de la literatura uruguaya, integrante de la denominada “Generación del 45”.

Trabajó casi hasta lo último: en 2008 editó “Testigo de uno mismo”, en verso, y antes de su muerte trabajaba en “Biografía para encontrarme”, también poesía.

Nacido el 14 de setiembre de 1920 en Paso de los Toros (250 km al norte de Montevideo), Benedetti se exilió durante la dictadura uruguaya (1973-1985) y regresó a Uruguay con la restauración democrática.

Desde entonces residió alternativamente en Madrid y Montevideo hasta la muerte en 2006 de su esposa, Luz López Alegre.

Su novela “La Tregua” fue llevada al cine -y nominada al Oscar en 1975 como Mejor Película Extranjera- mientras algunos de sus poemas han sido musicalizados, entre otros, por el catalán Joan Manuel Serrat y por el uruguayo Daniel Viglietti.

You must be logged in to post a comment Login