Orquestan latinos revuelta en Senado de Nueva York

Nueva York.- Los senadores Pedro Espada Jr. e Hiram Monserrate, ambos latinos, han enfrentado a los demócratas y republicanos del estado de Nueva York en una batalla por obtener el control del Senado.

La revuelta causó que este miércoles senadores demócratas cerraran las puertas del Senado para impedir la entrada a sus pares republicanos, que han amenazado con sesionar en el parque que se encuentra frente al palacio legislativo, en la capital del estado, Albany.

El enfrentamiento ocurre luego que el lunes pasado tanto Espada como Monserrate, nominalmente adscritos al partido demócrata, votaran junto con los republicanos para despojar al demócrata Malcolm A. Smith de su liderazgo en el Senado.

En la votación, Espada fue nombrado presidente temporal del Senado de Nueva York, mientras que le dio al republicano Dean G. Skelos el liderazgo de la mayoría en el Senado.

Así, Espada se ha convertido en el primer latino –nacido en Puerto Rico– en presidir el Senado de Nueva York, con lo que en caso de emergencia sería él quien sustituiría al gobernador David Paterson.

Por su parte, Monserrate, nacido en Nueva York de padres puertorriqueños, es el primer funcionario latino electo en el condado de Queens.

El conflicto llegó a tal nivel, que el gobernador Paterson ofreció una conferencia de prensa para urgir a los demócratas a que abriera las puertas del Senado, y a todos los senadores a que “resolvieran sus diferencias como adultos”.

En comunicados de prensa emitidos por Espada y Monserrate, los senadores expresaron que aún pertenecían al partido demócrata y que su voto sólo fue para beneficiar a sus electores al destituir al presidente del Senado, el demócrata Smith.

Además de su origen, Espada y Monserrate comparten serios problemas legales que, aunque han amenazado sus carreras, no han sido suficientes para frenar su avance.

Espada ha sido multado con decenas de miles de dólares por rehusarse a hacer públicas sus contribuciones políticas, además de que se declaró culpable por haber desviado 30 mil dólares de un programa para combatir el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) hacia una de sus campañas.

Por su parte, Monserrate ha sido acusado de haber atacado a su novia con un vaso, con el que le causó una herida que requirió de 20 puntadas, y que le podría costar al político una sentencia de siete años en prisión.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login