Acusa Nicaragua a embajador de EU de presionar y chantajear

Managua.- El procurador general de Nicaragua, Hernán Estrada, dijo que denunciará al congreso de Estados Unidos “presiones y chantajes” del embajador estadounidense Robert Callahan en torno a la confiscación de propiedades hace casi 30 años.

Estrada dijo a periodistas que Callahan “violentó” las disposiciones de la Ley 527 de Estados Unidos, que establece los parámetros para otorgar el “waiver” (la excepcionalidad) a los países con reclamos de propiedades.

La sección 527 de la Ley de Autorización de Relaciones Exteriores de los años fiscales 1994 y 1995 prohibe la asistencia y el apoyo de Estados Unidos a todo país que no haya otorgado compensaciones adecuadas y efectivas a las demandas de ciudadanos estadounidenses.

Esto incluye la ayuda bilateral y suspende el apoyo en los organismos financieros internacionales, donde tiene poder de veto.

Sin señalar una fecha, el procurador nicaragüense informó que visitará el congreso estadounidense para radicar su denuncia.

El embajador Callahan dijo estar “sorprendido” por las palabras del funcionario y aseguró que facilitará las reuniones con los congresistas si éste las solicita.

El “waiver”, que vencerá el próximo 29 de julio, permite a la administración estadounidense continuar la ayuda financiera a Nicaragua.

Callahan advirtió que la lista de demandantes de bienes confiscados en los años 80 “se encuentra permanentemente en revisión”, porque a lo largo de 13 años los casos han sido resueltos parcialmente.

La lista de demandante se cerró en 2005 y “ningún otro nombre se ha agregado”, declaró en rueda de prensa Callahan.

Estrada dijo que Callahan “ahora dice que está sujeta a revisión, seguramente quiere cometer abusos, razón por la cual voy a ir al congreso a poner una denuncia de arrogación de funciones de parte de un funcionario que viene a decir que no va a cumplir con la ley”.

Desde 1990, el Estado ha pagado indemnizaciones por casi mil 228 millones de dólares, incluyendo 21 millones saldados a 80 ciudadanos de ese país en la actual administración.

Están pendientes de solución reclamos de 279 estadounidenses, en su mayoría nacionalizados, y un total de 609 propiedades.

Lamenta Nicaragua cancelación de acceso a Cuenta Reto del Milenio

Managua.- Funcionarios del gobierno de Nicaragua calificaron de “injusta, incorrecta e irresponsable” la cancelación de un programa de cooperación de Estados Unidos por 62 millones de dólares de la Cuenta Reto del Milenio.

El vicecanciller nicaragüense Valdrack Jaenstchke manifestó en declaraciones a un noticiario que ese acto es “un chantaje antiético e inmoral” por parte de Estados Unidos.

La Cuenta Reto del Milenio “no tiene nada que ver con el gobierno” porque se manejaba de forma privada por el organismo estadounidense, aseguró.

El asesor económico de la presidencia, Bayardo Arce, calificó de “incorrecta, injusta e irresponsable” la decisión de carácter político.

Arce aseguro “nunca ha sido comprobado” el supuesto fraude en los comicios municipales de noviembre de 2008, que fue el argumento fundamental utilizado para la suspensión definitiva del programa de cooperación anunciado el miércoles en Washington.

Dijo que las autoridades estadounidenses no verificaron las supuestas anomalías y “sólo se dejaron llevar por lo que les llegaron a decir representantes de las fuerzas derrotadas en esas elecciones, la decisión es injusta, es irresponsable”.

El funcionario señaló que la decisión es una equivocación y que los perjudicados serán miles de campesinos, productores y habitantes de los occidentales departamentos de León y Chinandega, donde se ejecutan los proyectos sociales, productivos y de infraestructura.

Por su parte, un grupo de organismos civiles liderado por el Movimiento por Nicaragua, acusó al presidente Daniel Ortega de ser “responsable directo” del corte de esa ayuda por “el bochornoso fraude electoral” que se ejecutó en “complicidad” con los magistrados del Consejo Supremo Elector

You must be logged in to post a comment Login