Equivocan estrategia por reforma migratoria en EU: Dolores Huerta

Por José Romero Mata

Los Angeles.- La coalición de organizaciones pro-inmigrantes están equivocando su estrategia en busca de una reforma migratoria en Estados Unidos, alertó la veterana activista Dolores Huerta, quien llamó a un cambio de acciones.

“Las organizaciones realizan eventos esporádicos y convocan a marchas frente a la Casa Blanca para presionar al presidente Barack Obama cuando él ha prometido que de llegar la firmará”, declaró Huerta a Notimex.

Huerta es la co-fundadora del más grande sindicato campesino en Estados Unidos, la Unión de Trabajadores Agrícolas (UFW, por sus siglas en inglés) que formó junto con el desaparecido líder chicano, César Chávez.

“Tenemos que estar conscientes de que en estos momentos la reforma migratoria está muerta y que aunque haya voces y posiciones de apoyo de algunos congresistas, los tiempos para que se concrete este año cada vez son más difíciles”, dijo.

Una reforma migratoria amplia, que legalice a los cerca de 12 millones de inmigrantes indocumentados será difícil porque el Congreso termina en octubre, “pero para que llegue, la estrategia debe cambiar”, insistió.

Los cambios deben consistir, detalló, “esencialmente en que las organizaciones se aboquen a presionar con protestas, llamadas y movilizaciones en distritos en donde están congresistas tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes que se oponen a la reforma”.

“En este terreno los grupos que no quieren la reforma nos llevan mucha ventaja porque han estado presionando y en serio a sus congresistas y ahí es donde se va a tener la lucha real”, advirtió.

Manifestó que “grupos pro-inmigrantes han anunciado en los próximos días un evento en Washington y lo quieren hacer para llamar al presidente Obama a que impulse la reforma, cuando él ya lo prometió”.

“Deben entender que el presidente Obama no nos va a dar la reforma, él sólo la va a firmar cuando le llegue a su escritorio y él no tiene los votos, estos vendrán en el Senado y con los representantes”, puntualizó. “Todavía no sé si vaya, pero si voy (a Washington) les diré lo que le comparto: Ya basta de tanta división y estar peleando porque se les reconozca que fueron los que impulsaron la reforma y ganarse todos los méritos”, dijo.

“Eso es lo que nos ha afectado en esta lucha porque parece que se olvidan que la meta es la legalización y en eso nadie va a tener el mérito. Es una lucha de años de todos y lo que se requiere es compromiso”, enfatizó.

“Fue triste que por ejemplo en las pasadas marchas en Los Angeles por la demanda a la reforma migratoria grupos realizaron protestas a distintas horas porque no se pudieron poner de acuerdo o porque tienen diferencias añejas”, apuntó.

“Hay mucho egoísmo y vanidad porque todos quieren ser líderes y quieren estar al frente de las marchas, pero el trabajo no se tiene que hacer en California sino en otros estados del centro y del sur, ahí esta la clave”, apuntó.

“En estos momentos la discusión real en el Congreso la miro muy despacio y siento que se debe a que no hemos hecho un trabajo coordinado e inteligente de parte de la gente y las organizaciones”, afirmó.

“Las organizaciones que tengan dinero deben ir a los estados y a los distritos en donde necesitamos los votos necesarios para que se apruebe la ley y ya dejarse de estar haciendo juntas en Washington”, abundó.

“No importa cuantas juntas o marchas hacemos si no se hace un trabajo como se debe. No se va a ganar a esos grupos que sí tienen recursos”, señaló la septuagenaria líder que ahora dirige a la Fundación que lleva su nombre.

Recordó que para la reforma migratoria de 1986 las condiciones eran diferentes y la política no estaba tan organizada como ahora, pero hubo mucha organización en grupos involucrados que pusimos la presión adecuada”.

También evocó que cuado se hizo el boicot de la uva por el abuso a trabajadores campesinos la UFW, mandó representantes a diferentes estados y muchos iban hasta sin d

You must be logged in to post a comment Login