Gobierno prevé expandir cooperación de policía con agentes de inmigración

El responsable del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos, John Morton, destacó la efectividad del programa 287(g) que permite la cooperación de la policía con autoridades federales para combatir la inmigración ilegal.

De enero de 2006 a mayo de 2009, el programa identificó a 109 mil inmigrantes indocumentados para su proceso de deportación, afirmó Morton el jueves en una audiencia ante el subcomité de de Asuntos Fronterizos, Marítimos y contra el Terrorismo Global de la Cámara de Representantes.

El funcionario, que prevé una expansión del programa 287(g), bajo el cual se han firmado 66 acuerdos con comunidades locales en 23 estados del país, destacó el “valor significativo” de la iniciativa pero reconoció que “requiere de una supervisión más robusta”.

El ICE ha revisado “cuidadosamente” las recomendaciones incluidas en el reporte de la oficina de auditoria interna del Congreso (GAO) y ha tomado “seriamente” las críticas sobre denuncias de arrestos basados en la apariencia racial de las personas, apuntó.

Con ese fin, el ICE coordinará esfuerzos con la Oficina de Derechos y Libertades Civiles del Departamento de Seguridad Interna y todas las partes interesadas para supervisar “independiente y activamente” la aplicación del programa, afirmó.

Dentro del presupuesto total de cinco mil 700 millones de dólares solicitado por el ICE para el año fiscal 2010, la entidad espera contar con 11.6 millones de dólares para la Oficina de Coordinación Estatal y Local (OSLC), informó Morton.

Indicó que esos fondos se utilizarán para supervisar una serie de iniciativas bajo los Acuerdos de Cooperación en Comunidades para Mejorar el Bienestar y la Seguridad (ICE ACCESS), que incluye el programa 287(g).

El funcionario reiteró, por otro lado, sus esfuerzos contra la inmigración ilegal con un enfoque en empleadores que contratan a indocumentados.

“Mi meta es instrumentar una estrategia que no solo castigue a los empleadores que con conocimiento violan la ley, sino impedir efectivamente que contraten a trabajadores indocumentados, con un enfoque en la demanda que atrae la inmigración ilegal”, apuntó.

Señaló que el 30 de abril pasado, el Departamento de Seguridad Interna, al cual pertenece el ICE, emitió una guía para castigar a los empleadores que contraten a indocumentados, impedir que intenten contratarlos y animarlos a que usen las herramientas disponibles de verificación de empleo.

“La estrategia más efectiva de reducir el empleo ilegal es el proceso penal, la confiscación de bienes y la aplicación de penas civiles significativas a empleadores que usan y lucran de la mano de obra de extranjeros no autorizados” para trabajar, recalcó.

Indicó que el ICE también tiene “una función significativa que cumplir” con respecto a la violencia del narcotráfico en la frontera con México para impedir el flujo de drogas, armas y dinero en esa región.

Señaló que las prioridades del ICE incluyen la identificación y deportación de extranjeros criminales, el trato adecuado de las personas detenidas y el fortalecimiento de la coordinación entre las fuerzas del orden federales, estatales, locales y tribales contra “organizaciones criminales transnacionales”.

Morton dijo que el presupuesto del ICE para 2010 incluye 70 millones adicionales para 349 agentes y otros funcionarios en la frontera para mejorar la cooperación con el gobierno mexicano y mejorar la capacidad del centro de inteligencia fronteriza en El Paso, Texas.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login