Justicia de Malaui autoriza a Madonna a adoptar un segundo niño

BLANTYRE (AFP) – La Corte Suprema de Malaui autorizó el viernes a la cantante y actriz de cine estadounidense Madonna a adoptar un segundo niño en este país pobre del sur de África, después de que la justicia rechazara su pedido de adopción en primera instancia.

“En nuestra opinión, Chifundo (Mercy, en traducción al inglés) James será mejor tratada al ser adoptada por padres extranjeros que le darán amor y afecto”, que en el orfanato donde vive actualmente, dijo el juez Lovemore Munro.

Durante la audiencia, que duró 90 minutos, el magistrado señaló que Madonna –que se encontraba en Nueva York– tiene estabilidad financiera y puede cuidar a Chifundo James, de tres años.

“Por lo tanto, le otorgamos la adopción”, agregó el juez.

A través de su agente, Liz Rosenberg, Madonna dijo que estaba “extremadamente agradecida por la decisión de la Suprema Corte sobre mi pedido para adoptar a Mercy James”.

“Estoy encantada. Mi familia y yo esperamos ansiosamente compartir nuestras vidas con ella”, indicó la cantante.

En abril pasado, la cantante, de 50 años, había viajado a Malaui para presentar su pedido de adopción, rechazado en primera instancia por un tribunal de Lilongwe, argumentando que la estrella del pop no había cumplido con el requisito de vivir en ese país durante 18 meses.

El abogado de Madonna, Alan Chinula, ya había indicado que la cantante no irá a Malaui a buscar a la niña, sino que enviará a sus colaboradores.

En general, toda persona que quiera adoptar en Malaui debe vivir en el país al menos 18 meses. Este requisito fue exigido cuando Madonna adoptó a su primer hijo malauí, David Banda, en 2006.

De acuerdo con el juez, el tribunal dio la prioridad al interés de la criatura cuando aceptó que fuese adoptada.

Esta solicitud fue criticada enérgicamente por organizaciones defensoras de los derechos de los niños y activistas de derechos humanos, que se opusieron a los esfuerzos de Madonna para sacar otro niño del país.

Diversas organizaciones de derechos humanos y ONG, lideradas por el Comité Consultivo de Derechos Humanos, una coalición de 85 grupos, afirmaron que en Malaui no existe una legislación que regule las adopciones internacionales.

El director de una de las ONG, Maxwell Matewere, de Eye of the Child, explicó que entonces los jueces deciden caso por caso.

Las ONG consideran que la adopción internacional debería ser considerada como un último recurso, aunque en Malaui hay al menos unos 560.000 niños que han perdido a por lo menos uno de sus padres a causa del sida.

Malaui es uno de los países más pobres del mundo. Más de la mitad de sus 12 millones de habitantes vive con un dólar diario o menos. La cantante y actriz tiene una fortuna personal estimada en varios cientos de millones de dólares.

En abril, la estrella, que se divorció recientemente y es madre de dos hijos biológicos, así como del pequeño David Banda, que adoptó en Malaui en 2006, viajó a esa nación africana para solicitar la adopción de Chifundo James, quien se encontraba en un orfanato desde la muerte de su madre.

James Kambewa, de 24 años, que sostiene ser el padre de Mercy, se opuso a esta adopción, afirmando que él era capaz de ocuparse de la niña.

Pero el tribunal sostuvo que se ignora la identidad del padre biológico de Chifundo.

El padre de David Banda apoyó esta nueva adopción, diciendo que se sentía “feliz” de que su hijo creciera junto con una niña de Malaui.

Madonna creó una institución caritativa, Raising Malawi, que ayuda a huérfanos y niños vulnerables e hizo construir un centro comunitario en la aldea de Mphandula, a 50 km de Lilongwe, que atiende a más de 8.000 huérfanos procedentes de numerosos pueblos de la zona.

You must be logged in to post a comment Login