Termina sin acuerdo diálogo intercoreano sobre complejo industrial

Pekín.- Corea del Sur y su vecino del Norte finalizaron el jueves sin acuerdo el diálogo sobre el complejo industrial conjunto de Kaesong, símbolo de la reconciliación entre ambos países, y decidieron continuar el próximo día 19.

La decisión de posponer las conversaciones tuvo lugar luego que Pyongyang exigió a Seúl que cuadruplique los salarios de los 40 mil trabajadores norcoreanos contratados en Kaesong, hasta 300 dólares mensuales.

Un total de 106 empresas surcoreanas están instaladas en Kaesong y emplean a unos 40 trabajadores norcoreanos, pero la continuidad de este símbolo de la reconciliación peligra desde que en mayo pasado Pyongyang anuló unilateralmente el contrato con Seúl.

“Corea del Norte pidió que las dos partes reconsideren el ‘favor especial’ del parque industrial de Kaesong, teniendo en cuenta el cambio en la realidad y las relaciones intercoreanas”, indicó el ministro portavoz de Corea del Sur, Chun Hae-sung.

De esta forma Pyongyang se refería al empeoramiento de las relaciones bilaterales, en particular desde que Corea del Norte efectuó el pasado 25 de mayo un ensayo nuclear que provocó una condena internacional unánime.

El régimen del líder norcoreano Kim Jong-il estima que el parque de Kaesong, inaugurado en 2004, fue una concesión especial a Surcorea, ya que paga salarios muy bajos (70 dólares mensuales), así como impuestos y alquileres muy favorables.

Norcorea también pidió que se aumente hasta 500 millones de dólares el alquiler del parque industrial, mientras que en 2004 las empresas surcoreanas apenas pagaron 16 millones de dólares.

Otro de los temas que fue abordado en la reunión entre las dos Coreas fue la liberación del trabajador surcoreano de la compañía Hyundai Asan, que fue detenido en Kaesong en marzo pasado por criticar el régimen norcoreano.

Pyongyang aseguró que se “encuentra bien”, pero rechazó que Seúl tenga acceso a él.

Rechaza Corea del Sur exigencias de Norcorea sobre parque industrial

Pekín.- Las empresas surcoreanas instaladas en el complejo industrial de Kaesong, situado en el lado norcoreano de la frontera, rechazaron las exigencias económicas de Pyongyang para mantener activo este símbolo de la reconciliación entre ambas partes.

Pyongyang pidió la víspera a Seúl que cuadruplique los salarios de los 40 mil trabajadores norcoreanos contratados en Kaesong, hasta 300 dólares mensuales.

Además solicitó que aumente hasta 500 millones de dólares el alquiler del parque industrial, mientras que en 2004 las empresas surcoreanas apenas pagaron 16 millones de dólares.

“No podemos aceptar las peticiones unilaterales de Corea del Norte”, señaló en un comunicado la Asociación del Complejo Industrial de Kaesong, un lobby formado por las 100 firmas surcoreanas instaladas en el parque industrial.

El texto también subrayó que las compañías surcoreanas han sufrido “pérdidas durante mucho tiempo” por la inestabilidad en las relaciones bilaterales.

Un total de 106 empresas surcoreanas están instaladas en Kaesong y emplean a unos 40 trabajadores norcoreanos, pero la continuidad de este símbolo de la reconciliación peligra desde que Pyongyang anuló unilateralmente en mayo pasado el contrato con Seúl.

El régimen del líder norcoreano Kim Jong-il estima que el parque de Kaesong, inaugurado en 2004, fue una concesión especial a Seúl, ya que paga salarios muy bajos (70 dólares mensuales), así como impuestos y alquileres muy favorables.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login