UE dispuesta a profundizar diálogo político con Cuba, pero insiste en DDHH

BRUSELAS (AFP) – La UE prevé acordar el lunes profundizar el diálogo político con Cuba iniciado el año pasado, en la misma línea de apertura mostrada por la nueva administración estadounidense con la isla, pero hará hincapié en la falta de progresos en el respeto de los derechos humanos.

En una reunión prevista el lunes en Luxemburgo, los cancilleres de la Unión Europea (UE) abogarán por “continuar y profundizar el diálogo político” con la isla, orientado a obtener “resultados”, principalmente, en materia de derechos humanos, según un proyecto de declaración obtenido por la AFP.

Los 27 optarán por dejar abierta la puerta a Cuba, pese a lamentar “la falta de progresos en la situación de los derechos humanos” y reclamar nuevamente la liberación de “todos los presos políticos”, incluidos los detenidos en 2003, afirma el borrador.

Subrayarán además la importancia de que La Habana lleve a cabo reformas políticas y sociales con el fin de mejorar las condiciones de vida de los cubanos, deterioradas en estas últimas semanas por un severo plan nacional de ahorro energético en respuesta a la crisis internacional y problemas internos.

La decisión europea se había mantenido en suspense en las últimas semanas, en particular por la renuencia de países como Suecia y República Checa a mantener abierto el diálogo sin exigir a cambio condiciones concretas, según fuentes diplomáticas.

Sea como fuere, la UE parece inclinada a apostar por la vía del diálogo y renuncia por ahora a reanudar su política de sanciones contra La Habana, como hizo en 2003, a raíz del encarcelamiento de 75 opositores cubanos.

Después de levantarlas de manera parcial en 2005, el bloque, bajo la iniciativa y presión de España, retiró definitivamente el año pasado todas las medidas punitivas e inició un diálogo político con Cuba, con el fin de alentar al presidente Raúl Castro a encauzar un periodo de reformas profundas.

En Europa, “la presión de apertura hacia Cuba es muy fuerte” y la política de sanciones sólo sirve para “reforzar el régimen”, señaló a la AFP Philippe Moreau Defarges, profesor del Instituto Francés de Relaciones Internacionales de París.

Este experto concede que los europeos se ven presionados a la vez por el acercamiento a la isla del presidente estadounidense, Barack Obama, que tras su llegada al poder en enero ordenó levantar las restricciones de viajes y transferencias de dinero de los cubano-estadounidenses a Cuba.

“La política estadounidense se ha suavizado. Sería ridículo que la Unión Europea no siguiera esa línea, no puede quedar rezagada”, afirmó Moreau Defarges.

El comisario europeo al Desarrollo, Louis Michel, también lanzó una advertencia en ese sentido a los países miembros de la UE: si Europa se demora en “consolidar la normalización de sus relaciones con Cuba, los estadounidenses lo harán antes que nosotros”, dijo el pasado mayo durante una visita a Bruselas del canciller cubano, Bruno Rodríguez.

En esa ocasión, Rodríguez criticó con dureza la denominada Postura Común de la UE hacia Cuba, un documento de 1996 que reclama el respeto de los derechos humanos en la isla y avances en democracia, pidiendo su retirada.

Pero los cancilleres de la UE reafirmarán el lunes la validez de su Postura Común, revisada anualmente, y decidirán evaluar en junio de 2010 “el futuro del diálogo político, teniendo en cuenta progresos” eventuales en materia de derechos humanos, según el proyecto de declaración.

En cambio, no se descartan cambios importantes a partir del próximo 1 de enero, cuando España, el mayor apoyo de Cuba en el seno de la Unión Europea, asuma la presidencia semestral del bloque.

El canciller español, Miguel Angel Moratinos, declaró recientemente que la presidencia española podría servir para “ampliar” el diálogo con la isla.

Según fuentes diplomáticas españolas, a Madrid “le gustaría que se pudiera revisar” la Postura Común con Cuba durante el primer semestre de 2010.

You must be logged in to post a comment Login