Urge cambiar relación trabajo-vida familiar de mujeres: OIT-ONU

Ginebra.- La inserción de más de 100 millones de mujeres en el mercado laboral de América Latina y el Caribe, constituye un “nivel inédito”, pero plantea la necesidad de cambiar la relación trabajo-vida familiar, indicaron la OIT y el PNUD.

En un informe, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) destacaron el ingreso “masivo e irreversible” de las latinoamericanas a la vida laboral, pero que esto ha generado tensiones entre trabajo y familia.

Según el reporte, 53 por ciento de las mujeres en la región están inmersas en el mercado laboral, reciben una remuneración pero trabajan fuera del hogar, lo cual ha tenido efectos en la generación de riqueza de los países y en el bienestar familiar.

Ahora, el desafío es “cambiar el paradigma de la relación entre trabajo y familia para tener sociedades más igualitarias y economías más productivas”, afirma el reporte “Trabajo y Familia: hacia nuevas formas de conciliación con corresponsabilidad social”.

Las tensiones entre trabajo y familia generan un alto costo para las mujeres y también para el crecimiento económico de los países, el buen funcionamiento del mercado de trabajo y la productividad de las empresas, precisa el documento.

Estas tensiones generan problemas de rendimiento, compromiso y estabilidad en los puestos de trabajo, detienen el progreso en la igualdad de género, y afectan la calidad de vida de las personas, lo cual redunda en un desaprovechamiento de la fuerza laboral.

“La conciliación entre la vida familiar y laboral constituye uno de los mayores retos de nuestro tiempo. Es fundamental para promover la igualdad y combatir la pobreza”, dice el reporte presentado en el marco de la 98 Conferencia Internacional de Trabajo.

En la actualidad, la mujeres comparten con los hombres el tiempo de trabajo remunerado, pero “no se ha generado un proceso de cambio similar en la redistribución de las tareas domésticas. No se ha reorganizado la vida social”.

La OIT y el PNUD proponen buscar fórmulas de conciliación de la vida laboral y familiar “con corresponsabilidad social, es decir que las tareas sean compartidas entre hombres y mujeres, pero también entre el Estado, el mercado y las familias, así como por la sociedad.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login