CIDH concluye visita de trabajo a Guatemala

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) culminó el viernes una visita de trabajo a Guatemala.

La delegación de la CIDH estuvo encabezada por el Comisionado Víctor Abramovich, Primer Vicepresidente de la CIDH, en su calidad de Relator para Guatemala y Relator sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

La visita, que se inició el 7 de junio, tuvo por objetivo observar y recabar información sobre la situación de derechos humanos, en particular la situación en que se encuentran las investigaciones y los juicios a los responsables de las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante el conflicto armado, la situación de derechos de los pueblos indígenas y la situación de los defensores y defensoras de derechos humanos.

La delegación sostuvo diversas reuniones con altas autoridades del Poder Ejecutivo y Judicial, así como con organizaciones de la sociedad civil, organizaciones indígenas y organismos internacionales.

Durante su visita, el Comisionado recibió información sobre el alto nivel de violencia en el país, el alto nivel de exclusión social que afecta más gravemente a los pueblos indígenas y la grave situación que atraviesa la administración de justicia. Según cifras conocidas públicamente, en Guatemala el índice de impunidad alcanza un 98%.

La Comisión destaca muy especialmente la labor de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y la colaboración alcanzada con el Ministerio Público y otras instituciones del Estado para combatir la impunidad de los delitos cometidos por cuerpos ilegales y aparatos clandestinos que operan en el país.

En relación con la investigación de los graves crímenes de lesa humanidad cometidos durante el conflicto armado interno, incluyendo desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, violaciones y genocidio, con aproximadamente 200.000 víctimas, 83.3% de ellas del pueblo maya, la impunidad sigue incólume. Es especialmente preocupante la falta de coordinación entre el Ministerio Público y la Policía Nacional, sorprendiendo que se mantengan alrededor de 30 órdenes de captura en contra de personas imputadas de graves delitos cometidos durante el conflicto armado interno sin que se ejecuten. El Comisionado observó ante las autoridades judiciales la situación de un imputado que recibe mensualmente pensiones del Estado y no logra ser localizado a efectos de hacerse efectiva una orden de captura en su contra.

Llama la atención el escaso número de fiscales para la cantidad de casos que tiene a su cargo tiene la Unidad de Esclarecimiento Histórico de la Fiscalía de Derechos Humanos aunado a una infraestructura inadecuada. Por ejemplo, el Comisionado Abramovich fue informado que en dicha Unidad trabajan sólo dos fiscales para aproximadamente 8.000 casos. A pesar de la precariedad de esta situación, el Fiscal General manifestó que el presupuesto de la institución habría sido reducido. No obstante esta reducción, informó sobre planes para ampliar y descentralizar la Fiscalía de Derechos Humanos. La CIDH urge al Estado para que lo antes posible, fortalezca la Fiscalía de Derechos Humanos dotándola de recursos suficientes y adecuados para responder al gran número de causas pendientes.

El Comisionado fue informado que desde el año 2006 se encuentra en el Congreso un proyecto de ley que tiene por objeto modificar el recurso de amparo que, como ha señalado la Comisión, ha sido utilizado con el fin de retardar la administración de justicia en la decisión de casos sobre violaciones a los derechos humanos. El Comisionado tuvo conocimiento que el proyecto de ley en mención cuenta con una opinión reciente de la Corte Constitucional y espera que una reforma a la ley se pueda concretar en el corto plazo, asegurando que el recurso de amparo cumpla con los estándares interamericanos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos destaca la promulgación de la Ley de Acceso a la Información Pública que tiene por objeto garantizar a todas las personas el acceso

You must be logged in to post a comment Login