Concluye reunión de cambio climático con pocos progresos

Por Carlos Meza

Bonn.- La reunión de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático concluyó el viernes con pocos progresos de cara al nuevo acuerdo global contra este fenómeno que se quiere aprobar en diciembre próximo en Copenhague, Dinamarca.

El secretario ejecutivo de la Convención, Yvo de Boer explicó en rueda de prensa que “el tiempo para ese acuerdo es corto, pero queda tiempo por delante para que sea exitoso el acuerdo de Copenhague”, para lo que pidió “más ambición” a todos los países.

La reunión de Bonn, de carácter técnico, reunió a cuatro mil 600 participantes de 183 países, para negociar el acuerdo que permitirá continuar con esta estrategia global tras el cumplimiento de la primera fase del protocolo de Kyoto en diciembre de 2012.

De acuerdo con la “hoja de ruta” aprobada en diciembre de 2007 en Bali, debe ser la Conferencia 16 (de carácter ministerial) en Copenhague la que apruebe esos contenidos, así como otros contenidos del acuerdo global.

Entre ellos destacan los relacionados con los fondos de financiamiento para programas de adaptación y mitigación, transferencia tecnológica, y una nueva arquitectura institucional bajo el marco de Naciones Unidas.

De Boer señaló que debe haber mayor claridad de los países industrializados en los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, los países en vías de desarrollo sus esfuerzos para limitar el crecimiento de sus emisiones.

Destacó algunos avances en los grupos de trabajo sobre los métodos de evaluación de reducción de emisiones por deforestación, transferencia tecnológica, de lo que hay nuevas propuestas que se aportaron, y sobre el papel de los indígenas en esta materia.

“Es claro que los países expresaron aquí que quieren el acuerdo en Copenhague, pero se deben de cumplir esas prioridades”, dijo al destacar que es en la negociación del texto de la continuación del Protocolo de Kyoto en donde se presenta mayor retraso. “Los trabajos seguirán en agosto. Esta ha sido una reunión constructiva, con espíritu positivo. Las negociaciones de cooperación de largo plazo han traído muchas propuestas, hay muchos elementos y en ese sentido estoy contento”, dijo.

Reiteró que es en el tema del seguimiento del Protocolo de Kyoto, sumado allí la decisión de los países industrializados de exponer sus objetivos de reducción de emisiones, en donde no hubo grandes avances. Entre el 1 y el 12 de junio, este grupo de trabajo fue el que más intensidad reportó debido a que al borrador inicial se le incluyeron propuestas de muchos países, hasta cuadruplicar su cantidad y sumar casi 250 páginas. Por su parte, el jefe de la delegación de Estados Unidos, Jonathan Pershing, comentó en rueda de prensa que “los resultados no son los que se esperaban, y no es una sorpresa si se trata de poner de acuerdo a 183 países, pero ciertamente no es lo que se esperaba”.

Explicó que “Estados Unidos trabaja para que se concluya conforme lo establecido en el acuerdo de Copenhague, ya que es una de las mayores economías del mundo”, que no forma parte del Protocolo de Kyoto pero sí de la Convención de Naciones Unidas.

El representante especial del Departamento de Estado para Cambio Climático recordó que su país prepara sus objetivos de reducción de emisiones, no al mismo ritmo de los demás países industrializados, porque al no ser parte del Protocolo de Kyoto no tiene la misma obligación. Subrayó que de cara a Copenhague, Estados Unidos tiene muchas citas como la reunión bilateral con México a finales de junio, y la participación en el G-8 en julio en Italia, “en las que se podrían dar nuevas decisiones sobre cambio climático”.

Señaló que Estados Unidos ha sostenido conversaciones de este tema con China, sobre aplicación de objetivos de reducción de emisiones, ya que también se espera de los países en vías de desarrollo su mayor participación en estos objetivos. Por parte de la Comisión Europea (CE), el jefe de unidad de Estrategia Climática Internacional, A

You must be logged in to post a comment Login