Piden ONG a Obama y G-8 desbloquear acuerdo de cambio climático

Por Carlos Meza

Bonn.- Un Organizaciones no Gubernamentales (ONG) pidieron al presidente Barack Obama y al Grupo de las Ocho economías industrializadas (G-8), desbloquear el proceso para un nuevo acuerdo global contra el cambio climático.

Los grupos ambientalistas se manifestaron en este sentido al finalizar la reunión de trabajo de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que del 1 al 12 de junio ha reunido delegaciones de 183 países.

La cita de Bonn concluyó con escasos avances tras 15 días de preparación del llamado “Acuerdo de Copenhague”, que se pretende aprobar en diciembre próximo, algo que las ONG criticaron y relacionaron con la falta de voluntad política de algunos gobiernos.

“Está claro que muchos de los negociadores de gobiernos en Bonn están en su propia burbuja”, dijo el director de Política Climática de Greenpeace Internacional, Martin Kaiser, quien reiteró que no hacen falta mayores evidencias para demostrar las consecuencias de este fenómeno.

“Los jefes de Estado (del G-8) deben intervenir inmediatamente y romper el punto muerto. Deben asumir su responsabilidad personal para que las negociaciones vuelvan para relanzar el acuerdo en Copenhague a finales de año”, comentó.

Expuso que en la reunión de julio en Italia “debe proporcionar el liderazgo que demanda la crisis climática, comprometiéndose seriamente, reaccionando con un recorte de emisiones (de gases de efecto invernadero) y financiando a países en vías de desarrollo”.

El asesor político de Oxfam Internacional, Antonio Hill, comentó que en la lucha contra el cambio climático “se necesita a los generales en el campo de batalla”, por lo que “los líderes del G-8 deben prometer que en Copenhague estarán listos para firmar el acuerdo”.

Criticó los resultados de la reunión de Bonn al considerar que los países industrializados fallaron en establecer un objetivo conjunto para la reducción de emisiones a mediano plazo, uno de los ejes centrales de esta cita.

“Los delegados de los países ricos han hablado mucho pero no han hecho nada en los temas que realmente importan”, refirió Hill.

La organización Amigos de la Tierra (Friends of the Hearth) acusaron a Estados Unidos de “bloquear el proceso para llevar adelante las negociaciones y el gobierno de Barack Obama no estuvo a la altura de su responsabilidad como el país que más gases emite históricamente”.

En un comunicado, la organización ambientalista expuso que la elección de Obama llenó de esperanza la posibilidad de que Estados Unidos jugara un rol importante en estas negociaciones, pero “sus negociaciones son pavorosamente similares” a las del gobierno de George W. Bush.

La organización alemana Germanwatch consideró en un comunicado que los ímpetus de Naciones Unidas al coordinar estas negociaciones “se vinieron considerablemente abajo por la falta de voluntad política en los altos niveles”.

Explicó que Japón fue débil al proponer sus objetivos de reducción de emisiones (de sólo ocho por ciento al año 2020 sobre 1990), los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE) dieron un mensaje débil sobre este tema en su reunión de esta semana.

Precisó que Estados Unidos no puso ambición en sus políticas de reducción de emisiones (al no tener aprobada aún su propuesta en el Congreso), y con todo esto los países en vías de desarrollo no ven seriedad en las negociaciones.

La organización WWF (Word Wide Foundation) refirió que los delegados en Bonn sólo alcanzaron “desacuerdos”, con pocos avances en los temas sustanciales de la reunión.

“No vemos ningún avance político, y sólo se ve que luchan por las posiciones que ya presentaron anteriormente, estamos perdiendo el tiempo”, aseveró su líder de Estrategia Climática, Kim Carstensen.

Por su parte, el Fondo de Defensa Ambiental, con sede en Estados Unidos, expuso que “el lento avance de la reunión de Bonn es una muestra de que el mundo necesita escuchar a Obama decir que persigue un pacto para un camb

You must be logged in to post a comment Login