Confusión e interrogantes anteceden debate migratorio

El aplazamiento por segunda ocasión consecutiva del inicio del proceso anunciado por la Casa Blanca para empujar el debate migratorio ha profundizado la confusión y las interrogantes en torno a los alcances de estos esfuerzos.

La mayoría de las organizaciones promotoras de una reforma recibieron el viernes el anuncio del aplazamiento con inusual reserva, pese a que días atrás habían dejado en claro su determinación de mantener la presión sobre el tema, aun entre sus aliados.

“Para nosotros, tanto demócratas como republicanos tienen responsabilidad para resolver este problema, y no vamos a dejar que la evadan”, dijo Eliseo Medina, vicepresidente Ejecutivo del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU).

Medina expresó la posición de un amplio frente que dos semanas atrás anunció una nueva campaña para empujar el inicio del debate en el Congreso.

El Foro Nacional de Inmigración (NIF) tuvo quizá el lenguaje más severo, aunque la mayoría de los grupos reiteraron su confianza en que el presidente estadounidense Barack Obama cumplirá con su promesa de campaña sobre la reforma.

El director del NIF, Ali Noorani, calificó el aplazamiento de “error”, pero insistió que atrasar la reunión del 17 de junio entre Obama y legisladores, atribuida a conflictos de agenda, estaba lejos de significar “un revés”.

Aunque la Casa Blanca indico que la reunión se celebrará la próxima semana, hasta el viernes existía una fecha precisa, pero se desconocían los nombres de los legisladores demócratas y republicanos que serán invitados el encuentro.

El aplazamiento se suma a la confusión que existe en el Congreso por el curso que podría tomar el debate, en especial por la existencia de temas que algunos consideran “contaminan” la agenda migratoria.

Por ejemplo, legisladores demócratas en la Cámara de Representantes y el Senado promueven una previsión para permitir que homosexuales y lesbianas puedan tramitar la residencia legal para sus parejas del mismo sexo.

Aunque el presidente del Comité Judicial del Senado, Patrick Leahy, estima que esto va más allá de la migración por ser un asunto de equidad bajo la ley federal, ello ha dado lugar a fricciones.

La Conferencia Nacional Hispana de Liderazgo Cristiano, que en el pasado ha impulsado los esfuerzos de reforma, calificó la promoción de este asunto como “una bofetada” para quienes han luchado por este tema.

Por su parte, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, otro importante actor a favor de la reforma, retiró su apoyo a una iniciativa en la Cámara de Representantes para acelerar la reunificación de inmigrantes con sus familias, tras la inclusión de esta previsión.

La previsión se ha convertido en una píldora venenosa en el debate por la polarización generada por el tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo, pudiendo alentar un mayor rechazo de grupos conservadores opuestos a una reforma migratoria.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login