Afirman que rebelión indígena en Perú defiende el medio ambiente

Por Marcel Garcés

Santiago.- La rebelión indígena en Perú pone de relieve las contradicciones entre la defensa del medio ambiente y los intereses de las empresas transnacionales en las riquezas básicas, afirmó aquí la ecologista Sara Larraín.

Larraín, directora de la organización “Chile Sustentable”, indicó en declaraciones a Notimex, que los indígenas miembros de la Asociación Interétnica de la Selva Peruana “están defendiendo sus tierras ancestrales y por ende, el medio ambiente”.

“Lo que estamos viendo en la selva peruana, a inicios del siglo XXI, es como los Estados nacionales abren los territorios indígenas o de comunidades más pobres a la inversión transnacional”, dijo Larraín, quien fue candidata presidencial en 1999.

“Lo que ha ocurrido en Perú es el paradigma de abrir los países ricos en recursos naturales al apetito de las grandes compañías que sirven a la economía mundial, a costa de los derechos de los dueños de estos territorios y de sus vidas”, indicó la ecologista.

El movimiento de los indígenas peruanos por la derogación de los decretos 1090 y 1064, que según ellos permite expropiar sus tierras ancestrales para ser explotadas por compañías petroleras, culminó en una masacre el viernes 5 y sábado 6 del presente.

En total, según las autoridades, en los enfrentamientos en la localidad de Bagua, en el norte selvático peruano, murieron al menos nueve indígenas y 24 policías, algunos de ellos degollados.

El problema, que explotó en Perú, dijo Sara Larraín, se repite en otros puntos de América Latina, donde se reitera la contradicción entre los intereses de las empresas y la defensa del medio ambiente y la biodiversidad, en particular de los territorios indígenas.

En Chile, explicó Larraín, los empresarios se han opuesto a la instalación de un Código de Conducta para hacer operativa la aplicación del Código 169 de la OIT, en defensa de los intereses de los pueblos indígenas.

“El gobierno chileno trata de establecer un Código de Conducta para que los empresarios busquen el consentimiento de las comunidades indígenas para entrar en sus territorios, pero el empresariado se paró en dos manos”, agregó.

Los empresarios protestan de que “esto significaría un freno a la inversión”. Los empresarios “quieren llegar a todos los confines del mundo para extraer las riquezas y les da lo mismo (que sean territorios de los indígenas) porque después ellos se van”, dijo.

“Estamos en realidad enfrentados a una situación, de un apetito del lucro empresarial en contra del mantenimiento de la vida, de la biodiversidad, la protección del clima. La confrontación es dinero o vida”, señaló Larraín. Indicó que además “el conflicto entre los indígenas y el Estado peruano tiene un componente de carácter global ya que la defensa de sus tierras ancestrales corresponde a una tarea de carácter global”.

“La amazonia es la principal reserva de la biodiversidad de la tierra y principal resumidero de dióxido de carbono. Es un regulador planetario que realmente si el planeta no lo conserva la realidad es que estamos en serios problemas”, explicó Larraín.

Es un lugar estratégico por los servicios ambientales que hoy día entrega a la humanidad, equilibrando parte importante de los impactos de la matriz energética de la globalización, agregó.

Así, “las demandas indígenas tienen que ver con una visión de futuro fundamental, para mantener en funciones la región del Amazonas como regulador hídrico y de absorción de los gases de efecto invernadero”, concluyó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login