Reducirán programas sociales en Illinois

Chicago.- El gobierno de Illinois alertó en cientos de cartas enviadas a agencias de servicios sociales que a partir del primer día de julio reducirá o suspenderá el subsidio a sus actividades.

La medida, que es parte de la presión que el gobernador Pat Quinn está ejerciendo sobre los legisladores para que aprueben el aumento al impuesto sobre los ingresos, afectaría diversos programas, la mayoría en beneficio de las minorías.

El mandatario estatal estuvo en un evento con adultos mayores, donde reiteró que los recortes requeridos para equilibrar el presupuesto sin el alza impositiva suman un total de 9.2 mil millones de dólares.

Dijo además que implican la pérdida de más de cien mil empleos que trabajan en las agencias de servicio local o comunitarias.

El Departamento de Servicios Humanos empezó a enviar misivas en las que indica que tendrá un recorte de 2.24 mil millones de dólares, y el Departamento de Servicios a Niños y Familias de 460 millones, lo que les impide seguir subsidiando varios programas.

Entre los afectados están los programas de educación para adultos, servicios funerarios para pobres, centros de ayuda a niños, atención médica de ancianos, tratamiento de discapacitados, drogadictos, mujeres golpeadas, y adopciones, entre otros.

“Nos han dicho que si el Congreso no rectifica y aprueba el aumento, a partir del 15 de agosto se suspenderán las actividades y el pago de nuestros salarios”, dijo Joseph Tully, profesor de inglés de un programa para adultos.

El estado también suspendió el fondo por 15 millones de dólares al año para la atención de cerca de diez mil funerales para los pobres e indigentes, por lo que funerarias, cementerios y otras agencias recibieron ya la notificación.

Algunas organizaciones, o agencias, empezaron a informar a la comunidad que atienden sobre el probable cierre de sus puertas debido a la notificación que recibieron desde el fin de semana, pero otras pretenden dar la lucha al lado del gobernador.

Por ejemplo, la Organización Latina del Suroeste (LOS), que preside Rosi Carrasco, informó que apoya la propuesta del gobernador, y se compromete a sumarse a un cabildeo social entre los legisladores para que acepten regresar a debatir el presupuesto.

“Una decisión legislativa que lleve a reducciones drásticas del presupuesto a progterramas de servicio social tendría un efecto devastador en la calidad de vida de familias inmigrantes en nuestra comunidad”, advirtió Carrasco.

No obstante, entre las agencias subsidiadas también hay especulaciones sobre la conducta del gobernador, y consideran un movimiento político el anuncio de recortes para presionar o justificar un incremento del impuesto a los ingresos.

Lorraine Kopczynski, dirigente de Pioneer Center for Human Services, calificó de increíble que se esté dando por hecho el fin del financiamiento de programas críticos, “solo puede ser una táctica del miedo”. Esta agencia perderá en dos semanas 4 de los 13 millones de su presupuesto.

Este miércoles Quinn se reunirá de nuevo con los líderes del Congreso estatal, a quienes exhortará a que regresen al capitolio de Springfield la próxima semana y voten en una sesión especial su propuesta, aunque admite que habrá recortes aún si se aprueba el alza al gravamen solicitada.

Por el lado de los legisladores no hay gran interés en atender el exhorto del gobernador, y muchos de ellos, incluyendo al líder de la Cámara baja, Michael Madigan, viajarán a fin de mes a Turquía por invitación.

Además, Quinn no ha logrado ganar aliados a su propuesta entre los legisladores, lo que dificulta su votación en caso de que regresara al debate. La medida no pasó con 42 votos, de 60 necesarios, y de reanudar sesiones ahora requeriría 71 para su aprobación.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login