Estados Unidos carece de un plan para detener tráfico de armas hacia México

WASHINGTON (AFP) – Estados Unidos carece de un plan para detener el tráfico de armas hacia México, identificado por autoridades de ambos países como un gran obstáculo para luchar contra los carteles de la droga, reveló este jueves un informe de la oficina de contraloría gubernamental (GAO).

“No ha existido un esfuerzo coordinado del gobierno estadounidense para combatir el tráfico ilícito de armas a México, que los gobiernos de ambos países concuerdan en que alimenta la violencia relacionada con la droga”, indicó el informe de GAO, conocido como el organismo de control del Congreso.

El texto señala que han existido “esfuerzos” por parte de agencias, como la de alcohol, tabaco y armas (ATF) y la de inmigración y aduanas (ICE), pero estos han sido “dificultados” por “limitaciones del marco legal en el que se mueven las agencias” y la “pobre coordinación” entre ellas.

El informe de GAO sería debatido este jueves en una audiencia en la subcomisión para América Latina de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

“Es inconcebible que por año y medio no hayamos tenido una estrategia que englobe a las agencias para enfrentar este grave problema, y hayamos adelantado esfuerzos descoordinados”, dijo el jefe de la subcomisión el demócrata Eliot Engel en una nota de prensa de su oficina.

Engel lamentó que no se haya implementado un plan contra el tráfico de armas desde que se firmó entre Estados Unidos y México la Iniciativa Mérida de lucha contra el crimen organizado en octubre de 2007. Ese plan no incluyó un capítulo dedicado al contrabando de armas, indicó el informe de GAO.

GAO identificó que más de 90% de las armas incautadas en México entre 2006 y 2008 provinieron de Estados Unidos.

Las autoridades mexicanas afirman que el tráfico de armas y de dinero producto del negocio de la droga desde Estados Unidos es una de las principales trabas para luchar contra los carteles, que muestran un gran poder armamentístico en sus combates con los cuerpos de seguridad.

La violencia de los carteles ha dejado más de 7.700 muertos en México desde inicios de 2008, a pesar de que el gobierno desplegó más de 36.000 militares en la zona, y es objeto de creciente preocupación entre las autoridades estadounidenses por su desborde hacia el norte de la frontera.

GAO reconoció que en junio de 2009 el gobierno del presidente Barack Obama lanzó una nueva estrategia para la frontera suroeste, que contiene un capítulo referente exclusivamente al tráfico de armas.

Pero “aunque contiene elementos clave de una estrategia, como fijar objetivos, le faltan otros, como proveer responsabilidades y papeles detallados para las agencias o mediciones de desempeño para controlar el progreso hacia los objetivos”, indicó.

El texto llama a aprovechar la “oportunidad única” del “actual nivel de cooperación” entre el gobierno de Obama y el del mexicano Felipe Calderón para “trabajar conjuntamente” contra el tráfico de armas.

El gobierno de Obama ha intensificado sus esfuerzos para luchar contra la violencia en la frontera y colaborar con el gobierno de Calderón, lo que incluyó un llamado al Senado estadounidense a ratificar la convención interamericana contra el tráfico de armas, tras visitar México en abril.

Este jueves, la agencia antinarcóticos estadounidense (DEA) anunció que podrá utilizar un número ilimitado de agentes de aduanas y de control migratorio para luchar contra el tráfico internacional de drogas en la frontera.

You must be logged in to post a comment Login