Las pasarelas de Sao Paulo: gran vitrina de una industria floreciente

SAO PAULO (AFP) – La semana de la moda de Sao Paulo, que este jueves vivía su segundo día de desfiles, representa una gran vitrina para los creadores brasileños, en una industria que vendió 30.000 millones de dólares en 2008 y lleva a Brasil a ser el sexto productor textil a nivel mundial.

Además de moda y glamour, el Sao Paulo Fashion Week (SPFW) significa oportunidades de buenos negocios para los diseñadores locales que exponen sus trabajos también en el Fashion Business, realizado en Rio de Janeiro a principios de junio.

En la mayor bolsa de negocios de moda en América Latina los estilistas presentaron sus propuestas para la temporada verano 2009/2010 a empresarios locales e internacionales, que se acercaron a esta feria con la expectativa de encontrar buenas oportunidades.

La edición 2009 del evento registró un importante crecimiento del volumen de negocios tanto con el mercado local como con el externo. Las ventas a empresarios brasileños alcanzaron unos 235 millones de dólares, lo que representa un aumento de 4% en comparación con junio de 2008.

“Consideramos este resultado muy positivo, ya que en la edición pasada, antes de la crisis, el balance ya había sido excepcional”, afirmó Jerónimo Vargas, director de la bolsa de negocios.

El desempeño de las exportaciones también sorprendió con un crecimiento de 29% en comparación con 2008, pasando a 21 millones de dólares en esta edición, que recibió a más de 15 compradores europeos.

El sector textil y de confección se encuentra en plena expansión y actualmente representa el 3,5% del Producto Interno Bruto del país, según la Asociación Brasileña de la Industria Textil y de Confección (ABIT).

La organización divulgó este jueves que las ventas de la industria sumaron 30.000 millones de dólares el año pasado con una producción de 5.500 millones de piezas, que creció 16% en los últimos cuatro años.

El sector textil brasileño, que abarca a unos 1,65 millones de trabajadores, especialmente mujeres, incluye hilados, fibras, tejidos y prendas de vestir. Y aunque el mercado de la vestimenta tiene una demanda principalmente nacional, que consume el 99% de la producción, también cuenta con grandes clientes a nivel internacional.

Así, los principales compradores de los productos brasileños entre enero y marzo de 2009 fueron Argentina con más de 69 millones de dólares, Estados Unidos (62 millones), Indonesia (47 millones) y Corea del Sur (37 millones).

La autosuficiencia de algodón permite a los diseñadores locales experimentar con más libertad, mezclando diferentes materias primas para desarrollar productos exclusivos, destaca ABIT.

El SPFW se desarrolla hasta el martes con la presentación de 40 marcas locales.

You must be logged in to post a comment Login