Otorgan visas humanitarias a estudiantes deportados a México

San Diego.- El gobierno de Estados Unidos otorgó visas humanitarias a tres estudiantes mexicanos, menores de edad, detenidos en una redada en el transporte público de San Diego y deportados a Tijuana, México, al reconocer errores en el procedimiento.

“Este hecho demuestra que la administración de Barack Obama no sólo va a hablar de reforma migratoria sino que da pasos concretos; una autorización de este tipo sólo pudo darla el ejecutivo”, dijo a Notimex el presidente del Comité de Servicios Amigos de las Américas, Christian Ramírez.

Ramírez, quien encabezó la defensa de los jóvenes de 15, 16 y 17 años deportados, dijo que las visas humanitarias “no estaban siquiera contempladas por nosotros, nos concentrábamos en la ilegalidad de la deportación y en la ilegalidad de las redadas en el transporte público”.

Una abogada de migración de San Diego, Lilia Velásquez, dijo que la administración de Obama otorgó las visas al reconocer implícitamente que cometió diversos errores en el procedimiento de detención y deportación de los estudiantes arrestados cuando se dirigían a sus escuelas.

“Tenemos un acuerdo bilateral (con México) para la repatriación ordenada de menores de edad, que esta vez no se respetó”, dijo Velásquez.

Según ese acuerdo, las autoridades federales debieron informar a los padres de los menores y al consulado mexicano en San Diego y entregar a los menores a las autoridades diplomáticas mexicanas.

Explicó que las autoridades tienen el crédito de haber otorgado las visas humanitarias, pero aclaró que los menores probablemente permanecerían en Tijuana si el Comité de Servicios Amigos de las Américas no hubiera convocado a los medios y solicitado ayuda del público.

Dos de los tres estudiantes, Stephanie Jiménez de 16 años y Mauricio Villanueva de 17, confirmaron en conferencia de prensa que el día de la redada ambos fueron detenidos a pesar de que habían aclarado que eran estudiantes, menores de edad y que querían hablar con sus padres.

Jiménez dijo que la detuvieron agente vestidos de civil quienes le negaron oportunidad de telefonear a sus padres, mientras que Mauricio Villanueva dijo que ambos fueron presionados para firmar salidas voluntarias del país.

La familia del tercer estudiante prefirió abstenerse de participar en la conferencia. Ninguno de los alumnos tenía familiares o allegados en Tijuana; sus padres consiguieron que una persona los alojara y alimentara.

El director regional de la organización Unión de Libertades Civiles Estadounidenses (ACLU), Steve Keenan, anunció que sentará un precedente para impedir que la administración local del transporte público realice posteriores operativos con autoridades de migración en detrimento del público.

La redada conjunta en que fueron detenidos los estudiantes la llevaron a cabo la Administración federal para la Seguridad en el Transporte, la Patrulla Fronteriza y el Sistema Metropolitano del Transporte en San Diego.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login