Polémica por “corta sentencia” a asesinos de mexicano

Los dos jóvenes estadounidenses involucrados en la muerte de un mexicano en 2008 fueron condenados a seis y siete meses de prisión, en una sentencia que indignó a sus familiares y organizaciones defensoras de derechos civiles.

La corte del condado Schuykill, Pensilvania, sentenció el miércoles a Brandon Piekarski a seis meses y siete días de prisión por asalto simple y consumo de alcohol como menor de edad, y a Derrick Donchak a siete meses por asalto simple y otros cargos relacionados con el alcohol.

Las condenas fueron calificadas como insuficientes por familiares y abogados del inmigrante mexicano Luis Ramírez Zavala, quien murió en julio de 2008 luego de recibir una golpiza de un grupo de jóvenes estadounidenses, entre ellos Piekarski (de 17 años) y Donchak (de 19).

Cynthia Valenzuela, de la Fundación Mexicano Americana para la Defensa Legal y Educación (MALDEF), denunció que ambos jóvenes recibieron “un castigo que no corresponde al crimen”, pues sólo se les acusó de delitos menores y no de la muerte de un ser humano.

Además, lamentó que la corte haya dejado la puerta abierta para que Piekarski y Donchak puedan obtener su libertad condicionada después de cumplir sentencias mínimas.

Gladys Limón, abogada de MALDEF, quien representó a la familia de Ramírez, afirmó que “las sentencias son una bofetada a las familias, a la comunidad y al sistema de justicia nacional”, pues los jóvenes no fueron enjuiciados por “brutalidad o golpear repetidamente” a su víctima.

“A nombre de los familiares, estamos indignados porque el sistema de judicial le falló a los acusados por no hacerlos responsables y a los familiares también porque el interés nacional no ha sido reivindicado”, añadió Limón.

Como punto de referencia, Limón señaló que si Piekarski hubiera sido castigado por homicidio en tercer grado, hubiera enfrentado cadena perpetua, además de siete años por los otros cargos.

Donchak hubiera sido también condenado a prisión perpetua, con 12 años adicionales por asalto agravado y nueve más por comportamiento imprudencial y obstrucción de la justicia.

“Cuando crímenes de odio como éste no son castigados, aquellos que comparten la característica de blanco de la víctima, se hacen vulnerables a crímenes civiles de odio, lo cual aparentemente están experimentando los latinos”, agregó.

En julio 2008 el mexicano Luis Ramírez Zavala, de 25 años, padre de dos niños, fue asesinado a golpes mientras –según testigos- los asaltantes proferían insultos raciales.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login